Tras jurar en el Concejo Deliberante, el jefe comunal brindó un discurso en la Plaza San Martín en el que aseguró que la gestión anterior dejó una deuda de 1000 millones de pesos. También habló de la delicada situación del Hospital Municipal. «Sepan que tenemos un equipo de hombres y mujeres dispuestos a poner de pie al Municipio», aseveró.

Luchas Ghi es de nuevo intendente de Morón. Ayer juró en el Honorable Concejo Deliberante, en una breve sesión extraordinaria. Quien le tomó el juramento fue el presidente del cuerpo, el massista Jorge Laviuzza. Luego, brindó un discurso ante vecinos, militantes, funcionarios y representantes de organizaciones de la sociedad civil en la Plaza San Martín.

Tras agradecerles “a los vecinos que volvieron a confiar en nuestra propuesta y a encomendarnos la maravillosa y difícil tarea de gobernar esta ciudad”, Ghi hizo referencia al estado en el que encontró el gobierno municipal. “Fue una transición prolija y ordenada, y eso lo reconozco, habla de una madurez democrática. Ese no fue el problema, el problema fue lo que nos encontramos cuando vimos los estados contables. La situación es extremadamente delicada”, lanzó.

“Estimamos que esta administración municipal tiene una deuda de 1000 millones de pesos, y para poner un parámetro, el presupuesto ejecutado este año será de unos 4800 millones de pesos. Es mucha plata”, expuso. “Hay un único proveedor que tiene una deuda de 600 millones de pesos”, y explicó que hay otros proveedores que esperan pagos del Municipio “y por eso descontinuaron la entrega de insumos para el Hospital Municipal”. “Son cifras escandalosas”, remarcó.

En esa línea, el intendente de Morón mencionó que “el Hospital Municipal hoy está colapsado, porque básicamente el stock de su Farmacia no tiene insumos para llevar adelante practicas elementales”. “Asumo el compromiso en esta plaza de poner de pie el Hospital Municipal. Tenemos que poner otra vez en funcionamiento a ese nosocomio, que tiene que dar respuestas concretas a los vecinos que asisten ahí cotidianamente”, indicó.

“Tenemos dificultades también en la dinámica operativa para el mantenimiento de la ciudad Hay maquinas retenidas por proveedores municipales a modo de resguardo para que se les paguen las deudas y eso le quita capacidad de respuesta del Municipio”, agregó.

“No vengo a poner excusas ni a victimizarme. Pero así como les comunicó estas cifras, también les digo: Sepan que tenemos un equipo de hombres y mujeres dispuestos a poner de pie al Municipio”, dijo Lucas Ghi. “Venimos a hacernos cargo, sabemos cómo. Tenemos experiencia, ganas y voluntad. Ya conocemos el tablero de comando del Municipio, y las acciones que tenemos que tomar en el corto, mediano y largo plazo”, subrayó.

«Vamos a gobernar para los 350 mil habitantes que tiene esta ciudad, vamos a tenderles la mano a todos, a construir puentes y a protagonizar activamente la vida de esta ciudad. Vamos a construir juntos, más allá de quien hayan votado, la ciudad que nos merecemos», continuó. Para él, “hay que reparar a este Estado municipal, que está dañado en su capacidad, tiene que volver a tener capacidad de acción”. “A partir de allí, podremos reparar el daño social, que atribuyó a las medidas tomadas por el gobierno de Cambiemos”, consideró.

Promediando su discurso, el alcalde marcó algunos de los ejes de su gestión, y dijo que los principales serán “seguridad alimentaria, emergencia sanitaria, emergencia educativa y emergencia productiva, comercial y laboral”. “Esas 2500 familias que están por debajo de la línea de indigencia van a ser rescatadas por el gobierno de Morón. Tenemos que garantizar que vuelvan a comer todos los días en sus casas. La mesa familiar es un derecho de todos, no el privilegio de unos pocos”, adelantó.

“Queremos que vuelvan a abrir los 500 comercios que cerraron en estos cuatro años. Vamos a poner de pie a las más de 80 pymes que cerraron en el distrito. Cerraron porque se le dispararon los costos y porque la demanda se cayó, y ya estamos trabajando con incentivos concretos”, sostuvo, y arengó: “El agente dinamizador principal de la economía local es el Municipio, por eso Morón le va a comprar a proveedores de Morón. Cada elemento que necesitemos para llevar adelante una acción de gobierno va a salir de un proveedor de Morón. Anímense a relacionarse con el Estado municipal”.

Por último, Ghi habló de “políticas en torno al feminismo y las diversidades, dos potencias arrolladoras que este Estado municipal no puede desconocer; y de medidas relacionadas con el cuidado del medio ambiente, “algo que desarrollamos desde que Martín Sabbatella era intendente”. “Vamos a trabajar todos los días para lograr la felicidad del pueblo. Queremos gobernar obedeciendo el mandato de nuestro pueblo”, finalizó.

Estuvieron presentes en la jornada, el ex jefe comunal local, Martín Sabbatella; la diputada nacional Mónica Macha; la intendente de Moreno, Mariel Fernández; y el director del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia, Martín Marinucci.