Ayer por la tarde, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, visitó la nueva planta industrial de pastas secas de la empresa Marolio en el partido de General Rodríguez. Del acto participaron el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; el intendente de General Rodríguez, Mauro García; y el director de Marolio, Juan Nicolás Fera.

Durante la recorrida, el mandatario expresó que «desde que asumí me comprometí con los bonaerenses a dejar todo para recuperar la trayectoria de crecimiento, desarrollo e inclusión social de la provincia de Buenos Aires», y agregó: «Las pymes son un modelo de solidaridad y en el gobierno provincial queremos aplicar su misma lógica, sumando esfuerzos con todos los trabajadores. Esa misma solidaridad es la que nos ayudará en la reconstrucción de la Provincia».

Por otro lado, el gobernador declaró: «En un modelo de industricidio pierden las pymes, los trabajadores, los que producen alimentos», y señaló que «el conjunto de la sociedad dio un mensaje claro, que hay que revertir el modelo de desindustrialización y sobre esa base seguir con el camino del crecimiento y el desarrollo».

Por su parte, el ministro Costa subrayó que «el desafío es volver a poner el Estado al servicio de las pymes y de la creación de trabajo, y para eso vamos a poner todas las herramientas que estén a nuestro alcance articulando con el gobierno nacional, los municipios y con el resto de los ministerios que tienen impacto en la matriz productiva».

Finalmente, Kicillof indicó que el trabajo es «sostener, apuntalar y empujar a todos los empresarios pymes de la Provincia para que la industria vuelva a crecer, porque es el corazón productivo del país y no hay mejor política para la inclusión que generar trabajo».

La nueva planta industrial de pastas secas de Marolio es la primera en Sudamérica por sus características y cuenta con una producción estimada de 7500 toneladas por mes.