Esta mañana, el intendente Lucas Ghi supervisó las obras de bacheo con hormigón que lleva adelante el Municipio en las intersecciones de las calles Santa Teresa y Tierra del Fuego, y Arenales y Wizman, en Morón Sur.

“Estamos interviniendo en distintos puntos de nuestra ciudad, porque sabemos que es una necesidad que hace a la seguridad vial y a la infraestructura”, señaló Ghi, y agregó que “de esta manera comenzamos a responder a una demanda muy sentida de nuestra comunidad que es tener las calles y los corredores en el estado que merecemos”.

El Plan Integral de Bacheo llevado adelante a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos del Municipio tiene como principal objetivo trabajar en las zonas más críticas, y consiste en desmontar el tramo dañado y rellenarlos con hormigón, con el fin de mejorar la circulación y la seguridad vial. También se realizan intervenciones con asfalto negro, dependiendo el nivel de deterioro.

En lo que va del año, ya se realizaron obras de bacheo en Haedo, Morón y Castelar, y continuarán por diferentes puntos del distrito.

Además del jefe comunal de Morón, participaron de la recorrida de hoy, el jefe de Gabinete, Hernán Sabbatella; y el secretario de Obras y Servicios Públicos, Claudio Román.