Se hacen pruebas de olfato, temperatura y saturación de oxígeno en sangre. A través del Detectar, se hisopa a quienes presenten síntomas.

La Municipalidad de San Miguel continúa con los testeos casa por casa, en los que se realizan distintos controles sanitarios para detectar posibles casos de coronavirus.

A los operativos municipales, en los que se realizan pruebas de olfato, temperatura y oxígeno en sangre, se suma el plan Detectar, de la Provincia, que ya recorrió todo barrio San Ambrosio y ayer estuvo en Obligado.

De estos controles participan un equipo de enfermeros, voluntarios de la Provincia y coordinadores territoriales del Municipio, que van casa por casa realizando los diferentes testeos.

En caso de que los vecinos presenten alguno de los síntomas compatibles con el coronavirus, se les realiza el hisopado en un móvil de salud para luego seguir con los protocolos que correspondan.