El Municipio, a través de la Secretaría de Innovación Pública y Gobierno Abierto, avanza con medidas de señalización en el espacio público para garantizar el distanciamiento social de los ciudadanos en los principales corredores bancarios y comerciales del distrito, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus.

La iniciativa ya se puso en marcha en la vereda del cajero de William Morris y en la puerta del Banco Provincia de avenida Jauretche, donde se valló un sector de la calle, sin interrumpir el tránsito, y se pintó el piso con señales para que las personas puedan realizar la fila en esta zona de una manera mucho más ordenada.

El secretario de Innovación Pública y Gobierno Abierto, Lautaro Aragón, supervisó el funcionamiento y manifestó: «Es una iniciativa que el Municipio le propone a la comunidad para mantener la distancia física, la idea es poder reducir los riesgos de contagio. Estamos volviendo a habitar el espacio público y creemos que tiene que ser con las mayores precauciones, esta medida trata de ponerle un poco de calidez a estas buenas prácticas que tenemos que incorporar, para hacer las cosas bien y, como dice el intendente Juan Zabaleta, poner en el centro de las políticas públicas a los vecinos».

Además, destacó que esta medida «es un trabajo mancomunado de las áreas de Gobierno, Defensa Civil, Seguridad, Tránsito, Infraestructura Urbana e Innovación Pública» y agregó que «hay una buena respuesta» de la gente.

Esta política se suma al programa «Hurlingham tiene sentido», que propone un sistema de circulación peatonal y de organización de las filas en las veredas de los principales centros comerciales del distrito para inducir a los vecinos a desplazarse en un mismo sentido y ordenar la espera en frentes de negocios y bancos con el propósito de evitar aglomeraciones.

Por otra lado, desde el área de Defensa Civil, se continúa trabajando en filas de bancos para proveer a los vecinos de elementos de higienización y organizar el distanciamiento físico.

El Municipio recuerda que el uso de barbijo casero es obligatorio para todos, exceptuando a menores de 2 años, personas con problemas para respirar y personas que no puedan sacarse el barbijo sin ayuda; los negocios deben atender en su local a una persona por vez y deben proveer elementos de higiene de manos; se debe mantener el distanciamiento en las filas de comercios; los conductores de remises y taxis también deberán llevar tapabocas; y se debe respetar el sentido de circulación en centros comerciales.