Ambas calles cerrarán al tránsito ese día de la semana entre las 8 y 18. El Municipio busca favorecer la actividad comercial de 350 negocios que se encuentran en los centros a cielo abierto de Martínez y San Isidro.

Para incentivar la economía local en tiempos de pandemia, el Municipio de San Isidro dispuso convertir en peatonales las calles Alvear y Belgrano, cada sábado entre las 8 y las 18.

Con esta iniciativa se favorecerá la actividad comercial de 350 negocios que se encuentran en los centros a cielo abierto de Martínez y San Isidro.

En San Isidro se hará peatonal Belgrano, desde Cosme Beccar hasta la Plazoleta del Mástil, y también se anexará la diagonal de 9 de Julio, entre Acassuso y 25 de Mayo. En Martínez será en Alvear, entre Rawson y avenida Santa Fe.

Con respecto al estacionamiento, no se cobrará parquímetro los sábados y sólo se podrá circular por las calles transversales, en San Isidro, en las calles Rivadavia, Cosme Beccar y Acassuso, sólo viniendo desde Roque Sáenz Peña; y en Martínez en Albarellos, Arenales y Rawson.

«Buscamos fortalecer la economía local sin dejar de lado el cuidado necesario que todos debemos tener en este momento. La Cámara de Comercio nos apoya y aprueba que la intención sea mantener el empleo de estos negocios», afirmó Roberto Alonso, director general de Inspecciones de San Isidro.

Y explicó que esta resolución no modifica en absoluto los protocolos sanitarios que deben aplicar los comercios y la población. Se deberá continuar con el uso obligatorio de tapabocas e higiene personal luego de manipular objetos, y mantener el distanciamiento social.