El gobernador Axel Kicillof, junto a la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, María Eugenia Bielsa, firmaron este viernes la adhesión de la Provincia al Plan Nacional de Suelo Urbano y al plan federal Argentina Construye Solidaria.

El programa Argentina Construye Solidaria está destinado a reconocer las tareas que realizan las organizaciones comunitarias, de contención y desarrollo social, que resultan trascendentes en los barrios vulnerables. El objetivo es mejorar el espacio físico que ocupan esas organizaciones y que tienen, en muchos casos, condiciones deficitarias.

A partir de esta adhesión, la Provincia se compromete a emplear sus mayores esfuerzos para el cumplimiento de los objetivos y su plena implementación a través de los gobiernos municipales. En este sentido, el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, detalló que el programa está destinado «a la asistencia de organizaciones comunitarias en materia de infraestructura para que puedan desarrollar de mejor manera sus ámbitos de trabajo y potenciar sus tareas en el territorio».

Bielsa explicó que «a partir del Plan Nacional de Suelo se articula con la Provincia para generar los bancos de tierra. También firmamos los acuerdos para la transferencia de los recursos de Argentina Construye Solidaria, que son 520 millones de pesos destinados a instituciones que han colaborado y colaboran con el Estado acompañando cada vez que una crisis se produce».

La ministra de Desarrollo Territorial señaló que «se está trabajando fuertemente con el Ministerio de Infraestructura de la Provincia para reactivar las más de 4 mil viviendas que están paralizadas, firmando nuevos acuerdos con cada municipio”. “La industria de la construcción rápidamente reactiva la economía de un país o una provincia, y además todo está pensando para vincular el derecho a la vivienda y el derecho al trabajo», añadió.

En ese sentido, Larroque subrayó que se avanzó en «generar espacios de planificación y que de esa manera el Estado tenga mayor regulación en el plano del hábitat y no quede simplemente en manos del mercado».

El Plan Nacional de Suelo Urbano propone, por primera vez en la historia argentina, una política de producción de suelo con un fuerte acento en la regulación del mercado inmobiliario y en el fortalecimiento de políticas de gestión y planificación que propicien una justa distribución de cargas y beneficios de los procesos de urbanización en todo el territorio nacional.

Del encuentro realizado en la gobernación de la Provincia, participaron también, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone; el subsecretario de Políticas de Suelo y Urbanismo de la Nación, Luciano Scatolini; y el director nacional de Proyectos Urbanísticos y Habitacionales, Juan Pablo Negro.