El intendente de Tres de Febrero se expresó a favor de los trabajadores, comerciantes y vecinos que se ven damnificados por el supuesto cierre de la terminal que se ubica en el partido de Morón, a metros del municipio que gobierna.

La semana pasada, asociaciones gremiales de trabajadores de las líneas aéreas que trabajan en el lugar se manifestaron frente al aeropuerto para exigir la preservación de los miles de puestos de trabajo que genera la terminal de manera de manera directa e indirecta.

En ese marco, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, salió con firmeza a defender la continuidad del aeropuerto. “En primer lugar, no podemos permitir que se cierre en este momento de pandemia y crisis económica una fuente de trabajo tan importante para cientos de familias como es el aeropuerto. Por supuesto que debe cumplir con todas las normativas de impacto ambiental, pero se trata de una gran oportunidad de desarrollo para el oeste del Gran Buenos Aires. Además de facilitar que miles de personas vuelen con accesibilidad geográfica y económica, da impulso a nuestras economías regionales y permite que se activen zonas en lo comercial”, dijo.

El aeropuerto de El Palomar es la primera descentralización real y exitosa en cuanto a vuelos y pasajeros respecto de Aeroparque y Ezeiza. Quienes viajan son en buena medida familias que nunca habían viajado en avión, personas de los barrios y municipios de la zona y que llegan en transporte público, como el tren San Martín, colectivo o remis de cercanía.

“Un aeropuerto es clave para el proyecto laboral e industrial de nuestros municipios. Potencia la posibilidad de radicación de empresas y muchos vecinos de Tres de Febrero trabajan ahí o aportan servicios, por eso voy a hacer todo lo posible para cuidar sus puestos laborales y su futuro. No pueden condicionar este proceso intereses sindicales ni privados, si el operador privado quiere irse hay que buscar otro para seguir adelante”, apuntó Valenzuela. Según trascendió, el intendente ya hizo saber su opinión al ministro de Transporte, Mario Meoni; al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y al propio presidente Alberto Fernández.