Es a través de operativos de detección activa en los barrios y el trabajo en los centros de salud del Municipio. Se efectuaron 1183 hisopados y se aplicaron 877 vacunas antigripales.

El Municipio de Tigre lleva relevados 45 mil vecinos y vecinas con la premisa de detectar posibles casos sospechosos de COVID-19, por medio de operativos en los barrios y el trabajo en los centros de salud. Al día de hoy, se efectuaron 1183 hisopados y se aplicaron 877 vacunas antigripales.

Personal de las áreas de Salud y Desarrollo Social recorrieron más de 11 mil hogares en los barrios San Jorge, Basualdo y Bancalari de Don Torcuato; Las Casitas, Don Bosco, El Claro, Irsa, Malvinas, El Prado, La Mascota, El Arco, Esperanza y Ojo de Agua de Benavídez; Volta, Cina Cina y Sagrada Familia de Troncos del Talar; Nueva Esperanza, Astarsa y Almirante Brown de Tigre Centro; La Costilla, El Ahorcado, Parque Alegre, Abrojito y Liniers de Rincón de Milberg; Las Quintitas, Delfino y Las Tunas de General Pacheco; San Pablo y La Paloma de El Talar; Parque San Lorenzo de Ricardo Rojas; y en río Sarmiento / arroyo Reyes y río Capitán/arroyo Abra Vieja en Islas.

Durante los últimos 15 días, las jornadas volvieron a tener lugar en el barrio La Paloma de El Talar y se sumaron operativos en Carriel y Mármol en Troncos del Talar y Benavídez Centro.

En cada operativo, además de tomar la temperatura a los vecinos, se les brinda asistencia social. Los especialistas los asesoran y responden consultas e inquietudes en la temática relacionada a violencia de género y contribuyen con alimentos y productos de higiene en caso de que lo requieran.

Como parte de los métodos de prevención, el Municipio también entrega material informativo que permanece en comedores sociales de los barrios. El objetivo es generar conciencia en la comunidad para continuar respetando las medidas de higiene y el distanciamiento social en el contexto de emergencia sanitaria.

Por otro lado, en cada jornada está presente el móvil sanitario para la aplicación de vacunas antigripales a aquellos vecinos y vecinas que no hayan podido asistir a los centros de salud o polideportivos.

Esta semana participaron de las jornadas, el secretario de Salud, Fernando Abramzon; y la secretaria de Desarrollo Social y Políticas de Inclusión, Cecilia Ferreira.