El jefe comunal formó parte del panel de intendentes que acompañó al gobernador bonaerense durante la conferencia en la que se analizó la situación actual con respecto al coronavirus en la provincia de Buenos Aires.

El intendente de Lanús junto a otros jefes comunales del conurbano bonaerense, acompañó al gobernador Axel Kicillof en la conferencia de prensa vinculada a la renovación del aislamiento y la situación con respecto al coronavirus en el AMBA. El informe fue dado en el edificio de gobernación de la provincia de Buenos Aires.

«En estos 5 meses hemos trabajado de manera coordinada con la Provincia y el gobierno nacional, es importante destacar el trabajo en equipo aun con nuestras diferencias», expresó Grindetti, y agregó: » Somos respetuosos de las indicaciones que nos marcan los expertos que nos asesoran, en ese sentido hemos logrado flexibilizaciones y aperturas de la actividad económica en Lanús siempre con estrictos protocolos y estamos preparando nuevos para cuando sea el momento».

En una conferencia en la que se destacó la presencia de intendentes oficialistas y opositores, en referencia a la participación de Néstor Grindetti, de Lanús; Mayra Mendoza, de Quilmes; Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora; Juan Zabaleta, de Hurlingham; y Julio Garro, de La Plata, Kicillof indicó que en este contexto no se puede seguir acompañando aperturas. «La verdad es que la situación no está mejor ni igual, está peor», afirmó.

Entre algunos datos numéricos, Kicillof indicó que en la provincia de Buenos Aires hoy hay 1306 camas ocupadas, todas acompañadas de profesionales de la medicina y la enfermería, además de personal de limpieza. Además indicó que «hoy el virus está golpeando fuerte al interior de la Provincia», ya que lo que antes representaba un 5 por ciento de casos, hoy representa un 11.

«A nosotros no nos importa solo que no desborde el sistema, nos importa que se contagie la menor cantidad de gente posible y que se muera la menor cantidad de gente posible», destacó.

En referencia a los trabajos conjuntos para frenar el crecimiento de casos, el gobernador bonaerense afirmó que «la situación epidemiológica que se vive en el AMBA es de una estabilidad tremendamente frágil», por lo cual es importante que la gente que va y viene de provincia a Capital Federal debe cumplir con todos los protocolos para evitar contagios. «No hay que dar ventaja al virus. No se trata de una decisión individual, hay que ver qué le pasa al otro. Son cosas que tenemos que entender: un incumplimiento puede terminar en muerte», analizó.

Entre algunas recomendaciones, llamó a la población a seguir siendo responsable, cumplir con el uso de tapabocas, lavado de manos y distancia social.