Durante una recorrida por Lanús Oeste, el jefe comunal dialogó con los comerciantes de Sport City y con los responsables de la fábrica de repuestos automotor Porpora Hermanos.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, continúa recorriendo comercios y fábricas que fueron habilitadas para volver a funcionar. En esta oportunidad dialogó con trabajadores y trabajadoras del local de indumentaria deportiva Sport City y de la fábrica de repuestos automotores Porpora Hermanos, ambos de Lanús Oeste.

«Vemos un fuerte compromiso y responsabilidad de los comerciantes e industriales que están haciendo un gran esfuerzo para cumplir todos los protocolos sanitarios para cuidarse ellos y también a sus clientes, valoro mucho estas ganas de seguir apostando al desarrollo económico local», afirmó Grindetti.

En ambos casos, Grindetti dialogó sobre cómo viene trabajando cada firma en este nuevo contexto que tuvo una etapa de receso y que hoy comienza a activarse de una manera distinta en la que cada comerciante y cada empresa tuvo que readecuar sus costumbre y modificar la lógica de trabajo para poder sostenerse y a la vez cuidar la salud de empleados, empleadas y clientes.

En cuanto a las posibilidades de apertura, cabe destacar que cada comercio que volvió abrir sus puertas, como así también cada fábrica, debe cumplir con protocolos específicos según su rubro y con protocolos básicos como el mantenimiento de la distancia social, el uso de barbijo o tapabocas y el lavado de manos.

Desde la reapertura de los primeros 22 rubros industriales en Lanús y en sintonía con las disposiciones del gobierno de la Nación, el Municipio de Lanús continúa trabajando no solo en la evaluación de cada rubro industrial y comercial y sus posibilidades de funcionamiento, sino también en el cumplimiento de los protocolos sanitarios, de manera que el desarrollo económico no afecte a la salud de la población en general a causa del incumplimiento y viceversa.