El mandatario se reunió con empleados del aeropuerto ubicado en Morón, a metros del municipio que gobierna, y se mostró en defensa de los más de 1000 puestos de trabajo que se encuentran en riesgo.

Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, recibió en la Municipalidad a trabajadores de las dos líneas aéreas que funcionan en el aeropuerto El Palomar para brindarles su apoyo y compromiso para evitar el cierre de la terminal y la pérdida de 1100 puestos de empleo directo.

“Desde Tres de Febrero respaldamos su trabajo y también al aeropuerto que brinda oportunidades y trae progreso en todo el país. No podemos permitir que en el difícil contexto actual se cierre la fuente de empleo de miles de familias y se desactiven las zonas comerciales y las economías regionales”, señaló Valenzuela con firmeza, que compartió la reunión con pilotos, personal de pista y aeronavegantes, entre otros.

La semana pasada, el intendente fue contundente en su defensa por la continuidad de la terminal. “Es clave para el proyecto laboral e industrial de nuestros municipios, potencia la posibilidad de radicación de empresas y muchos vecinos de Tres de Febrero trabajan ahí o aportan servicios, por eso voy a hacer todo lo posible para cuidar sus puestos laborales y su futuro”, dijo, y agregó: “Significa más conectividad, federalismo y oportunidades”.

El Palomar se convirtió en poco tiempo en uno de los aeropuertos más importantes del país, generando una gran red de empleo, turismo, servicios y permitiendo el crecimiento comercial local. Por eso, el próximo jueves 10 de septiembre sus trabajadores se reunirán nuevamente frente a sus puertas para defender su fuente de trabajo y el desarrollo del país.