En la mañana del viernes, los equipos médicos locales realizaron controles para la detección temprana del coronavirus en los barrios Pampa y Santa Teresita.

El Municipio desarrolló un total de 96 operativos casa por casa en 9698 viviendas -más de 39 mil vecinos- ubicadas en distintas zonas populares de la comuna con el objetivo de evitar contagios de coronavirus y brindar asistencia socioeconómica. En total, se efectuaron 729 hisopados, de los cuales 356 dieron positivos y 315 negativos.

En esta oportunidad, los controles se hicieron en los barrios Pampa y Santa Teresita donde además, los equipos de Desarrollo Social y Espacio Público brindaron asistencia social a las familias y ejecutaron tareas de limpieza y desinfección en las calles.

En forma simultánea, el equipo de salud hizo chequeos médicos para verificar síntomas compatibles con el virus. El procedimiento incluye el aislamiento del vecino que presente un cuadro sospechoso a quien, posteriormente, se le realiza un hisopado. De confirmarse el positivo de Coronavirus, las personas tienen la posibilidad de cumplir el aislamiento en los hospitales de campaña.

Asimismo, el Municipio proporciona asistencia remota a los pacientes a través de su Call Center. Desde allí, se ofrece a los vecinos la posibilidad de contar con un seguimiento sanitario donde además reciben contención emocional durante el aislamiento.