El punto principal de concentración tuvo lugar en el Ministerio de Seguridad, ubicado en calle 21, entre 2 y 3, de la ciudad de La Plata. Se trasladó a otros distritos.

Los efectivos de la Policía bonaerense iniciaron la semana con un paro de actividades y retención de tareas en las comisarías, departamentales y comandos de todas las jurisdicciones de la Provincia para exigir mejoras salariales, entre otras cosas.

La misma ya había sido anunciada y programada para este lunes 7 de septiembre desde las 12 horas y tuvo un alto grado de acatamiento. Los oficiales demandan un aumento de 60 mil pesos mensuales teniendo en cuenta que la línea de pobreza está en los 45 mil pesos y hoy cobran 35 mil.

Una de las medidas que tomaron fue la de retención de tareas, que consiste en atender sólo las llamadas al 911. No patrullan comercios ni vigilan tierras que pueden ser usurpadas. Tampoco prestan atención a las viviendas. Así, cada zona queda prácticamente en el desamparo.

Mediante un comunicado difundido a los medios, exigieron que la Compensación de Recargo de Servicio -conocida como horas CORES- no sea obligatoria y que solo sean para compensar a los efectivos que superan las 48 horas semanales o 192 mensuales. En ese sentido señalan que haciendo 24 por 48 se trabaja 240 horas mensuales y piden que esas horas sean reconocidas en los recibos.

Según relatan, al año se suman 576 horas trabajadas gratis. Asimismo, plantean que el valor de hora CORES, que actualmente se paga a 40 pesos, sea el mismo que el que se paga por un adicional de 2 o 3 categorías.

De acuerdo con los mismos efectivos, esas horas son usadas “por muchos jefes en las dependencias para recargarte” luego de cumplir el servicio de 24 horas. Peor aún, “te lo recargan los días de franco de manera obligatoria”, por lo que denuncian que “hay abusos de muchos jefes”.

A todo esto, se suma que el pago de gasto de uniformes es de 1130 pesos y no ha sido actualizado desde 2013. A más de 7 años, con la devaluación y la inflación, los costos son otros y piden que ese reintegro sea de 3 mil pesos.

Otro de los reclamos de los efectivos es que se puedan jubilar con 28 años de servicios y no con 35, como actualmente lo establece la fuerza bonaerense. Y a eso se añade el no haber cobrado el plus salarial, conforme a lo estipulado en el decreto 679/2020.

El punto principal de concentración tuvo lugar en el Ministerio de Seguridad ubicado en calle 21, entre 2 y 3, de la ciudad de La Plata. Desde ahí, exigieron que “no haya represalias con sanciones o causas judiciales contra ningún efectivo que esté presente en el reclamo salarial”.

Rápidamente se trasladó a distritos como Junín, Bahía Blanca, Almirante Brown, Mar del Plata, La Matanza y Tres de Febrero, entre otros.