La iniciativa del legislador bonaerense por el Frente de Todos establece la obligatoriedad de capacitaciones en temáticas de género y violencia contra las mujeres para autoridades y personal de clubes de la Provincia.

El proyecto de ley impulsado por Nicolás Russo, que establece la implementación de la Ley Micaela en instituciones deportivas de la Provincia, ya es una realidad. Tras contar con la aprobación de la Cámara de Diputados, el Senado bonaerense dio sanción definitiva sobre tablas y por unanimidad a esta importante iniciativa del legislador provincial del Frente de Todos. La ley decreta la obligatoriedad de capacitaciones en temáticas de género y violencia contra las mujeres.

«Esta ley viene a ponerle un freno al machismo en el deporte. Debemos desnaturalizar situaciones de violencia, discriminación y desigualdad que se viven todos los días en diferentes sectores de nuestra sociedad, remarcó Russo, quien a la vez agradeció por el respaldo a los diferentes bloques de Diputados y Senadores, y en especial a las organizaciones y movimientos feministas que respaldaron el proyecto, ya que «sin su apoyo nada de esto hubiera sido posible».

La ley nacional comúnmente denominada «Ley Micaela» rige actualmente para todas las personas que se desempeñan en la función pública en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación. A partir de la norma impulsada por Russo, las capacitaciones en la provincia de Buenos Aires también estarán destinadas a directivos y personal de los clubes, incluidos futbolistas y otros deportistas profesionales.

«Desde el Estado tenemos el deber de promover políticas y acciones concretas que refuercen la lucha contra la discriminación y la violencia de género. A lo largo de mi carrera en el fútbol me ha tocado vivir infinidad de situaciones de violencia contra las mujeres que no pueden seguir ocurriendo», sostuvo el diputado massista, de extensa y reconocida trayectoria en el ámbito del deporte.

Russo lleva 32 años como dirigente del Club Atlético Lanús y transita su tercer período al frente de esa institución. Además, es vocal del Comité Ejecutivo y secretario ejecutivo electo en la Asociación del Fútbol Argentino y preside la Comisión de Clubes y Asociaciones Civiles de la Cámara de Diputados bonaerense.

Los contenidos curriculares de las capacitaciones deberán adecuarse a los establecidos en la normativa nacional de «Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales», como así también a los de la norma homónima a nivel provincial.

Por último, el legislador provincial sostuvo que la implementación de la Ley Micaela en el deporte «es un puntapié inicial para combatir la violencia en el ámbito del deporte», aunque señaló que es necesario «el total compromiso de las instituciones para continuar abordando esta problemática». En ese sentido, a comienzos de julio el Club Atlético Lanús creó su propio Departamento de Género y Diversidad y aprobó un protocolo para la prevención e intervención ante situaciones de violencia de género.