Personal idóneo del Municipio efectuó un nuevo procedimiento de control tras recibir denuncias de vecinos que informaron sobre rellenos clandestinos en terrenos de la zona. Se labraron cuatro actas de contravención.

El Municipio Tigre realizó un nuevo operativo de inspección en las localidades de Villa La Ñata y Dique Luján, a fin de verificar que no se realicen actividades clandestinas en terrenos de la zona que causen un impacto ambiental. Los vecinos denunciaron a las autoridades sobre rellenos clandestinos en terrenos de la zona y, a raíz del procedimiento, se labraron cuatro actas de contravención.

«Por pedido de nuestro intendente Julio Zamora cumplimos en seguir de cerca las actividades que se realicen en las zonas de Villa La Ñata y Dique Luján. Creemos que es importante cuidar y proteger el Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján, como también promover el desarrollo territorial sustentable y garantizar el comportamiento natural de toda la ciudad», señaló el secretario de Gobierno, Mario Zamora.

La labor fue articulada por agentes de la Dirección General de Gestión Ambiental, Inspección de Obras Particulares y la Dirección General de Plan de Manejo del Delta, áreas de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano Ambiental dependientes de la Secretaría de Gobierno.

Cabe destacar que Dique Luján y Villa la Ñata se encuentran protegidas por la ordenanza municipal 3709/19, que establece que pertenecen al Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján, zona donde se promueve la preservación de los humedales continentales y las construcciones sustentables.

En esa línea, la disposición de residuos para rellenos genera potenciales riesgos ambientales, por ser posible fuente de contaminación y por afectar al escurrimiento natural de las aguas en la zona y a través de los desagües pluviales.