Un joven de 29 años fue asesinado hoy de un balazo en el rostro por delincuentes que le robaron el teléfono celular frente a su casa de la localidad bonaerense de Merlo y que le dispararon al momento de escapar en un auto, informaron fuentes policiales.

El hecho se registró pasadas la medianoche en la calle Alpatacal al 1400 de dicha localidad del oeste del Gran Buenos Aires, lugar donde residía la víctima, identificada por la Policía como Alejandro Marcelo Reynaga, quien se encontraba en la vereda junto a su cuñado.

Voceros policiales informaron a Télam que por el lugar pasó un auto Volkswagen Cross Fox color oscuro, del cual descendieron tres asaltantes armados, mientras que el conductor quedó a bordo del vehículo.

Los ladrones amenazaron a ambos jóvenes y le sustrajeron un teléfono celular Samsung Galaxy a la víctima, para luego volver a subirse al vehículo para emprender la huida.

En esas circunstancias, y por motivos que aún se investigan, los delincuentes efectuaron una serie de disparos mientras escapaban, uno de los cuales impactó en el rostro del joven y le provocó la muerte en el acto.

En tanto, su cuñado resultó ileso y dio aviso de inmediato al 911, informaron fuentes policiales.

Al lugar acudieron efectivos de la comisaría tercera de Merlo y un médico policial que constató la muerte del joven -que trabajaba como cortador de pasto- por una herida de arma de fuego con ingreso en el pómulo izquierdo y orificio de salida en la nuca.

En la escena del crimen trabajaron peritos de la Policía Científica, quienes recogieron cinco vainas servidas de calibre 9 milímetros, y personal de la Delegación Departamental de Investigaciones de Morón.

Interviene en la causa, calificada legalmente como «homicidio en ocasión de robo», el fiscal Mario Ferrario, de la Unidad Funcional de Instrucción 3 del Departamento Judicial de Morón, quien ordenó una serie de medidas tendientes a localizar a los asaltantes que mataron al joven.