El intendente Diego Valenzuela, luego de varias conversaciones virtuales con estudiantes de todo el distrito, visitó una escuela de Santos Lugares donde lo esperaban alumnos y alumnas de sexto año, quienes piden culminar el año lectivo de manera presencial y cuidando la salud.

Se hizo una prueba piloto para verificar que se cumplan recaudos, pautas de higiene y distancia y así poder conformar una propuesta a la gobernación bonaerense. La idea apunta a que pueda alcanzar a los 3460 estudiantes del último año de secundaria superior de las escuelas públicas de gestión estatal y privada del distrito.

Como plantean los especialistas en salud, las actividades al aire libre tienen un riesgo bajo o nulo de contagio, más si se hacen en grupos reducidos, con todos los recaudos sanitarios y la debida distancia social. La propuesta es elevada en las próximas horas al gobernador Axel Kicillof y a la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila.

“Esta idea llega a través del pedido de los estudiantes de sexto para poder tener un cierre de esta etapa escolar tan importante con estricto protocolo”, comentó Valenzuela, quien hizo referencia a una carta que le mandó una alumna solicitando se evalúe esta iniciativa. “Creo que es una propuesta adecuada y que se puede hacer bien. Lograrlo es importante por razones emocionales relacionadas con el significado personal y simbólico que tiene terminar el último año; y también es necesario por el aprendizaje, ya que están cambiando de ciclo y deben consolidar contenidos para continuar su vida educativa y laboral posteriormente”, añadió.

El protocolo se desarrolló teniendo en cuenta los consejos de infectólogos y epidemiólogos para cuidar la salud. “Se trata del regreso presencial de pocos cursos, en etapas, con pequeños grupos, distanciamiento social, medidas sanitarias y organizando días y horarios para que no existan aglomeraciones”, detalló el intendente. Y agregó: “Imaginamos clases en espacios amplios y ventilados como patios y gimnasios o en clubes, sociedades de fomento y plazas, si es que los establecimientos no cuentan con lugares adecuados”.

De esta manera, con la presentación de este proyecto, Tres de Febrero vuelve a ser pionero en una iniciativa que busca equilibrio entre la salud y el trabajo, la salud y la educación, en este caso, recuperando el espacio de encuentro educativo con responsabilidad sanitaria, social y comunitaria.