El protocolo sanitario diseñado por el Municipio contempla que en esta primera etapa vecinos de entre 18 y 59 años podrán hacer actividad durante 45 minutos, de lunes a viernes de 9 a 19.

El Municipio de Tigre reabrirá sus polideportivos para la práctica de deportes individuales bajo un estricto protocolo sanitario, desde el próximo lunes 28 de septiembre. En esta primera etapa, vecinos y vecinas de 18 a 59 años podrán realizar prácticas deportivas individuales como correr, trotar y caminar durante 45 minutos, de lunes a viernes de 9 a 19.

La medida surge a partir de la resolución 2093/20 de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la provincia de Buenos Aires emitida el 21 de agosto, para la apertura de deportes individuales. Las actividades estarán supervisadas por los profesores, quienes deberán garantizar el cumplimiento del distanciamiento adecuado, y dar aviso de la finalización del tiempo de cada actividad.

Los polideportivos que reabren son Dique Luján; Miguel de Güemes, Zabala y Bernardo Ñato Errecart de Benavídez; Ricardo Rojas; El Zorzal y General Pacheco; Rincón y Tercera Edad de Rincón de Milberg; General Belgrano, Almirante Brown y Delfo Cabrera de El Talar; Domingo Faustino Sarmiento de Tigre Centro; Mariano Moreno de Troncos del Talar; y Ottorino Zanón, Ricardo Gutiérrez y San Martín de Don Torcuato.

El protocolo sanitario diseñado por el Municipio contempla, el registro de personas en los ingresos mediante una planilla de control, tomando la temperatura corporal de los asistentes; la prohibición de utilizar el transporte público para llegar al centro deportivo; y que el ingreso de los vecinos sea con tapabocas, y solo podrán quitárselo en el momento de la actividad, volviéndoselo a colocar inmediatamente terminada la misma.

Asimismo, los sanitarios sólo podrán ser utilizados para emergencias y los sectores de vestuarios permanecerán cerrados al público; y los vecinos no podrán ingresar al polideportivo con acompañantes, ni menores de edad, y deberán mantener permanentemente el distanciamiento social, evitando los saludos de contacto.

Los espacios de espera serán delimitados por cintas demarcatorias y cada vecino deberá higienizarse las manos por medio de un dispensador de alcohol en gel y desinfectar el calzado a través de una plataforma sanitizante.

Además, en todo momento debe evitarse el contacto con otros deportistas antes, durante y tras la realización de la actividad. Dentro de las instalaciones, el deportista deberá ingresar, entrenar y salir evitando el conglomerado de personas.