El jefe comunal, junto al secretario nacional de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, y el rector de la Universidad Nacional de San Martín, participó de la entrega de las mascarillas con triple protección Atom-Protect desarrolladas por la casa de estudios y la Universidad de Buenos Aires.

El intendente de San Martín, Fernando Moreira, junto al secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores de la Nación, Guillermo Merediz; y el rector de la UNSAM, Carlos Greco, participó de la entrega de 6 mil barbijos con triple protección Atom-Protect, que se destinarán a los sectores más necesitados de la ciudad.

Las mascarillas, desarrolladas por investigadores de la Universidad Nacional de San Martín y de la Universidad de Buenos Aires, en asociación con el CONICET y la empresa KOVI, con el apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo, son conocidas como «superbarbijos». Están compuestas por tres capas de telas antivirales, antibacterianas y antihongos, y tienen una duración 15 veces mayor que los barbijos descartables.

Al respecto, Moreira expresó: «Hay que destacar la gran articulación virtuosa entre el sector privado, el científico, la UNSAM, la Universidad de Buenos Aires y el CONICET, enfocados en un único objetivo, en este caso corporizado en los barbijos, pero que tiene que ver con colaborar con la comunidad». Y agregó: «Las urgencias de la pandemia generan este tipo de acciones que permiten llegar a los sectores más necesitados, con un producto de alta tecnología y calidad para que los vecinos y las vecinas puedan estar mejor protegidos».

Por su parte, Merediz resaltó: «Argentina produce 23 de los 24 insumos clave para enfrentar una situación de pandemia, y lo puede hacer porque tiene un sistema científico-tecnológico y un entramado productivo con las capacidades de producción y de innovación necesarias. Esta es la estructura que tenemos que cuidar en este momento y la que nos va a permitir construir un desarrollo productivo federal».

Asimismo, Greco destacó la importancia de la producción de los barbijos y su fin social: «En estos actos vemos materializado nuestro sentido, el rol de la universidad en el siglo XXI, donde investigadores, profesores y estudiantes expresan la vocación de trabajar alrededor del conocimiento, pero por el bien común».

Esta primera entrega se realizó a través de la Fundación de Innovación y Tecnología de la Universidad Nacional de San Martín, con la participación de su presidente, Alberto Pochettino, y los investigadores Roberto Candal y Andrés Krainer, que formaron parte de este exitoso proyecto reconocido a nivel internacional.