El intendente Ariel Sujarchuk recorrió la primera huerta orgánica municipal de hortalizas y frutas, un proyecto enmarcado en el programa Escobar Sostenible con el objetivo de producir alimentos de calidad y libres de pesticidas, contribuyendo además a potenciar el desarrollo del sector en la economía local.

La primera de las tres huertas orgánicas que proyecta el Municipio se encuentra en el Polo de Educación Superior de Escobar, en Ingeniero Maschwitz, en una superficie de 6 mil metros cuadrados donde se producirán hortalizas y árboles frutales. Se estima que cada cosecha rendirá unos 1500 kilos de alimentos, que serán destinados a comedores, merenderos y miles de familias. A su vez, el predio cuenta con un área de compostaje y un invernáculo para la futura producción de plantines.

«Estamos trabajando con el Ministerio de Asuntos Agrarios y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, y de manera articulada con el INTA, para certificar y garantizar alimentos orgánicos y a buen precio producidos en Escobar. La otra gran noticia es que esto también genera fuentes de trabajo, tanto para los compañeros y compañeras que se dedican al cultivo, como para aquellos que participan del proceso de comercialización. De esta forma todos ganamos: cuidamos el ambiente y promovemos la alimentación saludable», expresó el jefe comunal.

En la huerta se cosechará perejil, kale verde, brócoli, remolacha, repollo colorado, patchoi, akusai, lechuga morada, lechuga criolla, lechuga mantecosa, verdeo, puerro, tomates cherry rojo y negro, chaucha enana, berenjena, tomate redondo, albaca, morrón, kale rizado y apio, entre otras. Las especies arbóreas frutales son limonero, durazno, cerezo y quinoto.