En el marco de la Semana Internacional de la Fisura Labiopalatina, la organización no gubernamental internacional Smile Train y la Asociación Sonrisas del Futuro donaron un oxímetro, un elemento esencial para los controles postquirúrgicos de niños operados.

Por día en el mundo nacen unos 540 bebés con fisura labiopalatina. La organización no gubernamental internacional Smile junto a la Asociación Sonrisas del Futuro donaron un oxímetro al Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro, en el marco de la Semana Internacional de la de la Fisura Labiopalatina, que se celebra entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre.

El equipo está destinado a la sala de recuperación anestésica del quirófano del nosocomio. Permitirá la adecuada monitorización de signos vitales -frecuencia cardiaca, tensión arterial y saturación de oxígeno- de los pacientes con fisura labiopalatina en su recuperación postoperatoria inmediata.

«Es muy importante para nosotros tener este tipo de monitores en la sala de recuperación anestésica hasta que los pacientes reciban el alta. No solo sirve para los niños y niñas con fisura, sino también a todos los niños que se operan en este hospital», contó el doctor Diego Steinberg, cirujano plástico.

Al momento de recibir la donación también estuvieron presentes Macarena Posse, a cargo de la coordinación entre Municipio, entidades intermedias y vecinos; Marcelo Suárez, director del Hospital Materno Infantil; y Laura Viaggio, directora asociada.