El intendente Alberto Descalzo firmó un convenio con la presidenta de AySA, Malena Galmarini, y recorrieron obras de red secundaria de agua potable que se están desarrollando en el barrio Gastronómico.

Este convenio establece que todas las obras que lleve adelante AySA en distrito serán eximidas del pago de tasas, ya que son obras de utilidad pública. Al mismo tiempo, el acuerdo aclara que el Municipio trabajará de manera articulada junto a AySA para garantizar que las empresas cumplan con cada uno de los ítems pactados al momento de iniciar las obras.

«Para nosotros es más que importante que el conurbano tenga cloacas y agua potable, porque son servicios esenciales. Estas obras nos dan la posibilidad de ofrecerles una mejor calidad de vida a los vecinos y las vecinas del distrito», expresó Descalzo.

Mientras que Galmarini agregó: «Es fundamental que estos servicios sean una realidad, que los vecinos puedan conectarse y disfrutar del agua segura, limpia y potable. Esto no solamente es mejorar la calidad de vida y cuidar la salud sino también cuidar el ambiente».

De la recorrida también participaron el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Pablo Piana; el secretario de Planificación, Desarrollo Urbano y Ambiente, Martín Rossi; y otras autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Cabe destacar que, una vez concluida, la obra beneficiará a más de 6300 vecinos del barrio Gastronómico y zonas cercanas.