Un médico ginecólogo y obstetra fue secuestrado por al menos tres delincuentes armados que lo abordaron cuando llegaba a su vivienda de la localidad bonaerense de Haedo y, si bien pidieron una suma de dinero como rescate a sus allegados, lo liberaron antes de recibir un pago debido a que la víctima se descompuso, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho comenzó ayer a las 9:50, cuando el médico regresaba a su domicilio ubicado en la calle Malaver al 100, entre Joaquín González y Magnasco, de la mencionada localidad del partido de Morón.

Los voceros informaron a Télam que el hombre, identificado por la policía como Joaquín Antonio Villegas, de 66 años, fue abordado por al menos tres delincuentes armados que se movilizaban en un vehículo marca Honda de color gris.

Los investigadores detallaron que dos de los delincuentes descendieron del vehículo y a punta de pistola amenazaron al médico, lo obligaron a bajar del asiento del conductor de su rodado Volkswagen Tiguan y, por la fuerza, lo hicieron subir a la parte trasera para luego llevárselo cautivo secundados por el otro rodado.

En ese momento, uno de los hijos de la víctima alcanzó a ver desde su dormitorio ubicado en la planta alta de la casa cómo su padre era secuestrado y comenzó a gritar desesperado: «¡Se lo llevan a papá, se lo llevan a papá!».

Fue allí que el hijo y la esposa del médico llamaron al 911 y se inició un operativo de búsqueda encabezado por el Gabinete de Secuestros Extorsivos y Delitos Federales de la Dirección Departamental de Investigaciones de Morón y efectivos de la comisaría segunda de ese distrito.

Minutos después, la esposa del médico recibió un llamado de los secuestradores desde el teléfono celular de la víctima, en el que le exigieron que comenzara a juntar dólares para pagar el rescate, precisaron los voceros.

«Lo tenemos a tu marido secuestrado. ¿Cuántos dólares tenés?», fueron las palabras que utilizó uno de los secuestradores en la conversación con la esposa del médico. Según explicó la mujer a la policía, en su casa no había dinero porque tiempo atrás fueron víctimas de otro hecho violento de robo.

Pero antes de que la familia recibiera otro llamado con las instrucciones para acordar el pago del rescate, Villegas fue liberado sano y salvo en la calle Perón -ex Kennedy- al 1000 de la localidad de San Justo, partido de La Matanza.

Es que según detallaron las fuentes, el médico sufrió una descompensación mientras estaba cautivo, lo que llevó a que los delincuentes a liberarlo antes de obtener dinero, añadieron los informantes.

Una vez libre, el ginecólogo se comunicó con su familia desde el teléfono de un vecino y rápidamente su esposa y efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones de Morón llegaron al lugar para auxiliarlo.

La investigación del hecho quedó radicada en la Fiscalía Federal de Hurlingham, a cargo de Mariela Labozzetta, y el Juzgado Federal 2 de Morón, que encabeza el juez Jorge Rodríguez.

En el marco de la causa, caratulado como «secuestro extorsivo», la Justicia tiene previsto tomar declaración en las próximas horas a la víctima y a sus familiares, quienes además recibían contención psicológica debido a la situación que debieron atravesar, agregaron los informantes.

Los voceros dijeron que la camioneta Volkswagen Tiguan propiedad del médico aún no fue hallada, por lo que por el momento solo fueron remitidas las prendas de vestir de la víctima al gabinete pericial para la toma de huellas y rastros que puedan haber dejado los captores.

Además, un grupo de pesquisas analizaba las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona con el fin de reconstruir los movimientos de los secuestradores y tratar de identificarlos.