El intendente Alberto Descalzo, junto al subsecretario de Políticas de Suelo y Urbanismo, Luciano Scatolini, recibieron a las diez familias que, a través del programa de viviendas Procrear, obtuvieron las llaves de su casa en el día de ayer.

En esta oportunidad, fueron diez las familias que salieron sorteadas para la adjudicación de las viviendas y recibieron las llaves de su nuevo hogar ubicado en el complejo urbanístico de las calles Nicolás Repetto y Filipinas, el cual está compuesto por 600 viviendas, destinadas a las familias de la zona, y también cuenta con 30 locales comerciales y 234 cocheras.

Descalzo señaló al respecto: «Este tipo de actos son muy emocionantes porque hacemos valer un derecho fundamental, el derecho a la vivienda propia. Este tipo de medidas incluyen, contienen y, sobre todo, dignifican. En unidad, con esfuerzo y con gestión, vamos a garantizar un Estado inclusivo y solidario».

«Es un día de mucha alegría, es un privilegio como funcionario público poder ser parte de este relanzamiento del Procrear, que le da la posibilidad a muchas familias tener su propio hogar» sumó Scatolini.

Por su parte, María, una de las vecinas propietarias expresó su alegría: «Esto es un sueño cumplido. Hoy damos un paso muy importante para nosotros y nuestros hijos. Todavía no lo podemos creer y ya queremos estar adentro de la que va a ser nuestra casa para toda la vida y le vamos a poder dejar a nuestros hijos».

En el acto también estuvieron presentes el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía de la Nación y presidente del Banco Hipotecario, Rodrigo Ruete; la directora de Desarrollo Territorial, Margarita Recalde; el jefe de Gabinete, Pablo Descalzo; y el secretario de Planificación, Desarrollo Urbano y Ambiente, Martín Rossi.