El jefe comunal se reunió con autoridades de diversas instituciones en el Jardín Maternal Del Sol, de Lanús Este, donde informó acerca de la entrega de una ayuda económica a establecimientos educativos cuya economía fue golpeada por la pandemia y, como consecuencia, se encuentran en peligro de cierre. Esta ayuda permitirá que niños y niñas de mil familias lanusenses no vean afectada su continuidad pedagógica.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, junto al secretario de Educación, Deporte y Empleo, Damián Sala, anunció la entrega de una ayuda económica a 15 jardines maternales y de infantes privados del distrito, con el fin de garantizar la continuidad pedagógica de niños y niñas de mil familias lanusenses.

El anuncio se realizó en las instalaciones del Jardín Maternal Del Sol, a donde asistieron autoridades de instituciones educativas de Lanús. El dinero se entregará durante octubre, noviembre y diciembre de este año.

«Estamos haciendo un esfuerzo económico importante para sostener una comunidad educativa que se ha visto muy golpeada por la pandemia, son mil familias que se verán beneficiadas con este aporte que está realizando el municipio», destacó Grindetti, y agregó que «hay jardines que cobran cuotas muy bajas y hoy están perdiendo matrícula porque tienen maternal y los papás no están mandando a los chicos, por lo cual dejan de pagar la cuota».

En cuanto al dinero, 7 jardines sin subvención recibirán hasta 70 mil pesos por mes, mientras que 8 jardines que sí cuentan con subvención recibirán hasta 50 mil. El monto deberá ser solicitado por las instituciones a través de las familias de alumnos y alumnas, ya que el monto será transferido a la institución como pago de la cuota mensual que hoy muchos padres y madres no pueden afrontar debido al difícil contexto económico que vive el país y el mundo.

Esta asistencia extraordinaria y transitoria que busca acompañar a la gestión privada y las familias en la continuidad educativa de niños y niñas, se aplicará en instituciones cuyo tope de cuota sea de 8 mil pesos y que hayan visto disminuidos sus ingresos y su matrícula durante el periodo de aislamiento. Con respecto a esto último, algunas instituciones llegaron a una disminución del 50 por ciento de su matrícula, lo que definitivamente los puso en peligro de cierre.