Hará eje en la prevención, el diagnóstico temprano y la evacuación de los casos positivos. Suman personal sanitario, unidades sanitarias de refuerzo y laboratorios móviles.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires se encuentra en pleno diseño de la estrategia para contener la pandemia de coronavirus en los distritos turísticos durante la temporada de verano. En ese marco, trabajará en forma articulada con los municipios y sumará personal de salud, promotores en las playas, unidades sanitarias de refuerzo con laboratorios móviles, ambulancias y la creación de Comités de Emergencias.

Desde el Ministerio de Salud bonaerense se explicó que el objetivo es prevenir contagios y accionar con rapidez con aquellos turistas que den positivo para coronavirus. A su vez, aquellos que se enfermen serán evacuados hacia sus localidades de origen. De esa forma, se pretende no saturar al sistema sanitario de esas ciudades.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, explicó que el gobierno de la provincia de Buenos Aires tiene como objetivo para la temporada en los distritos turísticos «mucha prevención, diagnóstico rápido y derivación logística de los pacientes». Por lo tanto, los turistas que den positivos deberán regresar a sus lugares de origen. Si se encuentran en buen estado y pueden volver por sus propios medios así lo harán, si el cuadro es más complicado, serán trasladados a hospitales. Si no pueden hacerlo por una cuestión de logística, serán aislados en centros extrahospitalarios montados en los municipios.

El trabajo del Estado será, también, identificar los contactos estrechos de aquellos que den positivo para coronavirus. Para ese trabajo serán clave los datos que los visitantes suban a la aplicación Cuidar Verano, que proporcionará la cantidad de personas que viajó, vínculo, lugar de residencia y tiempo de permanencia. Esa información marcará la hoja de ruta en el rastreo del virus. El Ministerio de Salud de la Provincia apuesta a realizar ese trabajo en no más de 48 horas: Testear a la persona que tenga síntomas, confirmar el diagnóstico y buscar a sus contactos estrechos.

Unidades sanitarias de refuerzo

Por otra parte, se instalarán al menos 5 unidades sanitarias de refuerzo junto con laboratorios móviles. Allí se atenderá con rapidez a quienes tengan síntomas compatibles con coronavirus y, sin necesidad de trasladar las muestras, se les hará el hisopado y se les dará el diagnóstico. Hasta ahora se definió la ubicación de 3 de ellas, Mar del Plata, Partido de la Costa y Villa Gesell.

«La gente debe consultar rápido si tiene síntomas, tanto a los hospitales como a las unidades sanitarias de refuerzo que vamos a montar», explicó Kreplak, y adelantó que se trabajará con diagnóstico por PCR y también con test rápidos. A esas unidades sanitarias de refuerzo, se sumarán las 13 unidades sanitarias móviles que el Ministerio de Salud bonaerense traslada cada año a la costa, las que serán estratégicas distribuidas en distritos turísticos. Servirán para hacer consultas médicas de todo tipo y descomprimir la demanda en guardias.

El gobierno de la Provincia dispondrá a su vez de al menos 50 puntos sanitarios en las playas y de 500 promotores territoriales formados por el ministerio de Salud, quienes recorrerán los balnearios y serán fuente de consulta para los turistas. El objetivo es que estén presentes a lo largo de los 1200 kilómetros de costa bonaerense a disposición de los turistas para responder consultas de salud, en especial, las relacionadas con la pandemia y orientarlos sobre a qué espacio sanitario acudir en caso de que presenten síntomas compatibles con la enfermedad. De esta manera, se busca agilizar el acceso al sistema de salud.

A su vez, cada municipio tendrá un Comité de Emergencia compuesto por representantes de los ministerios de Salud, Gobierno y Producción y Turismo, y un cuarto integrante del gobierno local. Este organismo se ocupará de garantizar el cumplimiento de los protocolos estipulados y de generar una cadena de mando resolutiva para la toma de decisiones. Esa metodología fue la que el gobierno bonaerense utilizó cuando tuvo que armar operativos de urgencia para contener la expansión del virus en barrios populares como Villa Azul y Villa Itatí.

Servicio de Atención al Turista

Otro de los ejes del operativo será el Servicio de Atención al Turista que, en esta oportunidad, reforzará la logística con el traslado a las ciudades turísticas de más de 200 agentes de salud por quincena, entre ellos habrá médicas, médicos, enfermeras y enfermeros, pilotos, radiooperadores/as, choferes, psicólogas y psicólogos y personal administrativo. Se ocupará también de dar atención en las principales rutas de acceso a los destinos turísticos incluirá al menos 32 ambulancias y vehículos 4 x 4, un helicóptero y un avión sanitarios para traslados aéreos.

También, se reforzará la Unidad de Pronta Atención que está instalada en Lezama, localidad ubicada sobre la Autovía 2, equipada para que sea el principal centro de trauma con capacidad para atender y derivar a las personas que sufran incidentes de tránsito.