El gobernador Axel Kicillof anunció esta tarde las medidas que se tomarán en el marco de la nueva etapa del aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio en la provincia de Buenos Aires. Fue durante una conferencia de prensa celebrada en el Salón Dorado de la Gobernación, acompañado por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan.

El gobernador repasó la situación epidemiológica de la Provincia y destacó que en el Área Metropolitana se observa «una lenta, paulatina y sistemática disminución de casos positivos desde hace siete semanas, lo que representa una reducción del 47 por ciento respecto a la última semana de agosto».

En ese marco, indicó que las nuevas habilitaciones de actividades para el Gran Buenos Aires regirán a partir del lunes 2 de noviembre, en tanto se sostenga la disminución de casos.

«En el interior hemos visto una tendencia contrapuesta: Aumentaron los casos, pasando de 500 a 1400 por día en promedio. Por ello, seguiremos trabajando con el sistema de fases que establece qué actividades están permitidas», afirmó Kicillof, y agregó: «En tanto mejore la situación epidemiológica, estaremos en condiciones de continuar con una apertura gradual e intermitente, siempre respetando protocolos estrictos».

En relación a la presencialidad en las escuelas, Kicillof explicó que «las decisiones se están tomando en base a la situación epidemiológica de cada uno de los distritos, como resultado del criterio resuelto por el Consejo Federal de Educación, que caracteriza a los municipios según su alto, medio y bajo riesgo».

De acuerdo a las evaluaciones epidemiológicas, hay 15 distritos que desde el 10 de octubre se mantienen en «riesgo bajo» y se espera que la semana próxima 6772 niños, niñas y adolescentes vuelvan a sus 338 escuelas de gestión estatal y privada. Por otro lado, 10 distritos que se encuentran en riesgo bajo desde la última semana, están abocados a reforzar las actividades de planificación, capacitación y organización para poder regresar a la presencialidad desde la semana del 2 de noviembre. Esto implica que otros 6482 estudiantes van a poder regresar a sus 357 escuelas.

De esta manera, Kicillof destacó que «en distritos con bajo riesgo de contagios ya se estaría recuperando algún grado de presencialidad, de manera escalonada y progresiva».

«Donde el riesgo es alto no habrá regreso a la presencialidad por el momento», señaló el gobernador, y recordó la puesta en marcha del programa Acompañamiento a las Trayectorias y Revinculación, para recuperar la revinculación de 300 mil estudiantes: «Cuando hay riesgo de contagio, en vez de llevar a los chicos a la escuela, vamos a ir con la escuela a buscar a los chicos».

Además, el gobernador se refirió a la temporada de verano 2020-2021 y los protocolos anunciados esta semana: «La temporada no vuelve tal como la conocíamos. Para poder descansar necesitamos hacerlo con muchísimo cuidado, ser responsables y respetando todos los protocolos». En este sentido, aseguró que el Estado va a acompañar con el «fortalecimiento del sistema sanitario, la asistencia y el testeo».

«Si hoy bajan los casos es porque hicimos lo que había que hacer: trabajar con prudencia y seguridad», dijo Kicillof, y concluyó: «Esta pandemia no va a poder con nuestros sueños y nuestros proyectos, simplemente debemos posponerlos, seguir cuidándonos y trabajando unidos».