El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía, en el municipio bonaerense de Lomas de Zamora, la entrega de móviles policiales en el marco del Programa de Fortalecimiento de la Seguridad para la provincia de Buenos Aires.

«Cuando invertimos en seguridad estamos invirtiendo en los que menos tienen para que la Argentina tenga un mejor estado de derecho», expresó el mandatario que estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el titular de la cartera de Seguridad provincial, Sergio Berni; y el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Participaron también del acto los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; e intendentes de 15 partidos bonaerenses.

«En ese estado de derecho la seguridad es un tema complejo que abarca muchas facetas que nos obligan a esmerarnos para tener elementos para combatir la delincuencia», aseguró el jefe de Estado, al tiempo que expresó: «La primera víctima de la delincuencia es el ciudadano más humilde, y un estado de derecho debe garantizar que ese ciudadano pueda movilizarse con seguridad y sin temores».

En ese sentido, el presidente explicó que «las penas en el estado de derecho deben ser cumplidas de modo tal que quien las cumpla pueda finalmente reinsertarse a la vida social, por eso que la Justicia funcione va a permitir las condenas en tiempo y forma».

En tanto, el gobernador bonaerense señaló: «Estos son hechos reales que les van a cambiar la vida a los vecinos de Buenos Aires», a la vez que recordó que «en septiembre anunciamos uno de los planes más grandes de los que se tenga memoria, que implicaba 2 mil nuevos móviles para la Provincia, el arreglo y la refacción de 96 comisarías, la construcción de 5 mil plazas penitenciarias, y la incorporación de fuerzas federales en el territorio».

Y agregó: «Recibimos tierra arrasada en el terreno del equipamiento de las fuerzas, y en el plano salarial con un atraso muy grande. Por todo eso, se necesitaban estas inmensas inversiones que hoy estamos llevando adelante, y las medidas que hoy estamos tomando con cada uno de los intendentes de la provincia».

Por su parte, el intendente local, quien entregó junto al empresario Alfredo Coto 1800 órdenes de compra para supermercados, por 10 mil pesos, a efectivos de la policía de Lomas de Zamora, afirmó: «Implementamos políticas públicas que vinimos soñando, planificando y logrando en conjunto, porque entendemos la importancia de trabajar todos juntos», y aseguró: «En materia de seguridad había que reconstruir toda una fuerza policial, darle incentivos, capacitarla, darle logística, y para eso hacía falta mucha inversión».

Durante el acto, además, se firmó el convenio de adhesión municipal al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, «Más trabajo, menos reincidencia», mediante el cual Lomas de Zamora creará la Dirección de Inclusión Social de Liberados, con el fin de incluir en el plan Potenciar a los vecinos que obtengan su libertad.

El Programa de Fortalecimiento de la Seguridad del Gobierno nacional implicó más que duplicar los móviles policiales de 150 patrullas iniciales a las 350 actuales; incorporar y capacitar 100 efectivos; y la implementación de mayor tecnología con nuevas cámaras, alarmas, equipamiento, chalecos antibalas y anillos digitales para la detección de patentes.

También se construyó una alcaidía en Santa Catalina con capacidad para albergar a 400 personas; y se encuentran en obra la Unidad Penitenciaria 58, que será inaugurada en diciembre y tendrá espacio para 500 presos; y un centro de operaciones que brindará 190 puestos de trabajo.