«En mi provincia ningún médico ni ninguna médica tuvo que elegir a quién le sacaba el respirador para ponérselo a otro», expresó el gobernador Axel Kicillof esta tarde al anunciar el fin de la etapa de aislamiento en el Área Metropolitana y la puesta en marcha de un plan destinado a garantizar la vacunación gratuita contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires. Fue durante la conferencia de prensa en el Salón Dorado de la Gobernación junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco; el ministro de Salud, Daniel Gollan; y la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila.

Kicillof destacó que en el Gran Buenos Aires «a partir del próximo martes se terminará la fase del aislamiento y empezará la etapa del distanciamiento social, preventivo y obligatorio», y añadió: «Esto se puede hacer gracias al esfuerzo y la solidaridad de los y las bonaerenses, y un Estado que llegó a todos. Llevamos 10 semanas de disminución de los casos positivos y de la utilización de camas de terapia intensiva».

En ese sentido, señaló que «vamos a pasar de una política para aplanar la curva de crecimiento de casos a otra destinada a aplastarla». «Lo vamos a lograr fortaleciendo la búsqueda activa de los casos y la detección temprana; afianzando las pautas de cuidado; el distanciamiento social inteligente; aplicando la vigilancia activa de los casos estrechos; y los aislamientos focalizados», detalló.

Durante la conferencia, se anunció también que, sujeto a la continuidad de la caída de los casos positivos, en las próximas semanas podrían extenderse las autorizaciones para que nuevas actividades en el Gran Buenos Aires.

Por otra parte, Kicillof remarcó que «gracias al esfuerzo formidable de la comunidad educativa, nunca se detuvieron las actividades pedagógicas durante la pandemia». «La Provincia tiene realidades distintas: Hoy tenemos 26 municipios con riesgo bajo en los que se están reanudando las clases presenciales y otros 82 de riesgo medio en los que se pueden desarrollar actividades de revinculación en espacios abiertos».

En ese marco, Vila repasó que «el progresivo y paulatino regreso a la presencialidad hoy abarca a más de 10 mil estudiantes en encuentros de 90 minutos, con grupos que no superan los 10 estudiantes y con aulas que están ventiladas y bajo estrictos protocolos», en tanto que enfatizó que en el resto de la Provincia «la continuidad pedagógica para todos los estudiantes sigue garantizada a partir de una modalidad no presencial».

Asimismo, Kicillof se refirió a la llegada de una vacuna contra el coronavirus: «Hemos decidido que la vacuna no va a ser una mercancía que se venda en la provincia de Buenos Aires. La salud es un derecho y por eso estamos diseñando un plan provincial, público y gratuito de vacunación contra el coronavirus», afirmó Kicillof, al tiempo que destacó «el trabajo conjunto con el gobierno nacional para conseguir una vacuna segura, eficaz y en cantidades suficientes».

«Estamos trabajando para comprar todas las vacunas que estén autorizadas y registradas», afirmó Gollan, y agregó: «Vamos a estar preparados para llevar adelante un operativo gigantesco de vacunación con un gran despliegue, cuando estén disponibles».