La Escuela Municipal Malvinas Argentinas abrió sus puertas esta mañana. Las actividades, se realizarán una vez por semana hasta el 18 de diciembre, y están destinadas a alumnos de los últimos años de primaria y secundaria.

“Es difícil de explicar. Pensé que iba a estar contento pero no así. Extrañaba mucho a mis compañeros y al colegio, y no quería terminar mi último año acá sin poder reencontrarme con ellos”, comenta Lautaro Escalante, mientras ingresa a la Escuela Municipal Malvinas Argentinas, primera institución pública y municipal de la Provincia en abrir sus puertas.

Esa sensación de felicidad la comparten no sólo sus compañeros sino también los profesores que, tras 8 meses, volvieron este lunes 9 de noviembre a la escuela de forma presencial para realizar actividades de revinculación escolar con estudiantes de sexto año de primaria y secundaria.

“Es una alegría y una emoción muy grande poder ver nuevamente a los chicos caminando por los pasillos de su escuela. Realmente se realizó un gran esfuerzo y trabajo para contar con todas las medidas de bioseguridad y esperamos que pronto todos los cursos puedan desarrollarse de forma presencial”, expresa el intendente Gustavo Posse, sin dejar de observar el ingreso de los alumnos.

Y destaca: “Para aquellas escuelas que no cuenten con el espacio para hacerlo al aire libre, el Municipio puso a disposición campos de deportes, plazas y distintos espacios para que se puedan desarrollar estos encuentros presenciales”.

El regreso no es exactamente bajo el formato de las clases habituales, sino para que participen de actividades no escolares, recreativas y voluntarias. Son instancias de reencuentro, que incluyen reflexiones sobre la pandemia, el cuidado del cuerpo y de la salud, tareas de revinculación y otras sobre la emocionalidad dañada durante los meses de aislamiento.

En cuanto al protocolo de bioseguridad, la escuela dispuso de un equipo para tomar la temperatura a cada alumno y profesor al ingresar; un equipo con alcohol en gel para las manos junto a la puerta de entrada; una alfombra con desinfectante; y litros de alcohol en gel en las aulas dispuestas en el patio del colegio.

Los encuentros se llevan a cabo al aire libre en grupos de no más de 10 alumnos. Además, se desarrollan bajo una burbuja estricta, es decir, que los mismos chicos trabajan siempre con las mismas maestras y maestros, de modo que si ocurre un caso de coronavirus puede aislarse solamente a ese grupo y no es necesario cerrar la escuela.

“Los encuentros se llevarán harán una vez por semana hasta el 18 de diciembre, en turnos de una hora y media, previendo media hora entre turno y turno para limpieza y desinfección. Además, los horarios de ingreso y egreso son escalonados para evitar aglomeraciones y cruces entre grupos”, detalla Marisol Reigosa, directora general de Educación del Municipio.

Cómo son los encuentros de revinculación

En el caso de primaria, se pondrá el foco en actividades pedagógicas como analizar qué les resultó más fácil y más difícil en la etapa de aislamiento. También realizarán infografías, gigantografías y carteles con palabras que representen la situación actual. Y además, reflexionarán sobre la importancia de volver a la escuela.

Mientras que para los estudiantes de secundaria indicaron que habrá simulaciones de juegos y roles; los alumnos escucharán música y utilizarán esas letras para recitar poesía, pasar a prosa y cambiar la rima; habrá rondas de lecturas y se hablará sobre los videos más vistos durante el confinamiento.

En todos los casos la asistencia es optativa y la escuela proveerá los elementos de higiene y cuidado personal, es decir alcohol en gel, líquido y repelente.