El Municipio sumó unas 40 luminarias en los pasillos e ingresos del barrio. Además, colocó 700 metros de cable nuevo para reforzar el suministro eléctrico de unas 169 familias.

En una obra que beneficia a 169 familias del barrio Santa Ana de Boulogne, el Municipio de San Isidro sumó 40 luminarias LED de altura en cada pasillo e ingresos del barrio. Además, se colocaron 700 metros de cable nuevo para reforzar el suministro eléctrico.

“Estos trabajos implican mejorar la iluminación, la seguridad y que cada vecino ahora tenga un nuevo tablero en su hogar, teniendo un mejor suministro eléctrico”, contó el subsecretario de Espacio Público, Leandro Martín.

Sobre el refuerzo del cableado -explicó- que ante un consumo masivo de electricidad la instalación de cables puede deteriorarse o cortase el suministro, “por eso, lo reforzamos para lograr un mejor servicio”.