En un encuentro virtual en el que participaron profesionales de Perú, México y Ecuador, el secretario de Salud de Tigre, Fernando Abramzon, fue invitado a exhibir las medidas ejecutadas por la gestión local en el manejo de la crisis epidemiológica y las medidas a futuro.

A través de un seminario internacional -organizado por Asociación Peruana de Ciudades Educadoras- el secretario de Salud del Municipio de Tigre, Fernando Abramzon, fue invitado a participar de un encuentro virtual en donde expuso el modelo de políticas sanitarias implementado por el Municipio frente a la pandemia de coronavirus.

El encuentro, llevado adelante bajo el lema «Planes de desarrollo post coronavirus: Repensando las ciudades en América Latina», incluyó la experiencias de profesionales de la salud de países como México, Ecuador y Perú.

«Desde el Municipio nos sentimos muy honrados por haber recibido la invitación como expositores, para plantear las experiencias del manejo del virus en nuestra ciudad. Gracias a una decisión política del intendente Julio Zamora y todo el cuerpo del ejecutivo local hemos implementado medidas que fortalecieron el sistema de salud. Tuvimos muchas consultas de parte de los diversos asistentes de Latinoamérica y eso habla del buen trabajo realizado», señaló Abramzon, y añadió: «Debemos continuar con todos los cuidados y por supuesto estar preparados para un eventual segundo pico que puede llegar luego del verano».

Algunas de las medidas implementadas por la comuna -luego de decretarse el aislamiento social, preventivo y obligatorio- tuvieron que ver en primera instancia con el uso obligatorio de tapabocas y/o mascarillas, operativos vehiculares en los accesos al partido y de desinfección en zonas céntricas. Además, se formalizó una estrategia basada en dos etapas, contención, con la cual fortaleció la demanda espontánea del Sistema de Emergencia Tigre, vigilancia epidemiológica, recepción de denuncias de casos sospechosos y apoyo psicológico, entre otros; y etapa ampliada, con controles en los 22 centros de salud del distrito que incluyeron vacunación, la readecuación de los polideportivos como espacios de atención y el seguimiento telefónico permanente de los casos positivos de coronavirus.

También se readecuó el sistema sanitario local con el fortalecimiento de nuevos equipos en los Hospitales de Diagnóstico Inmediato de Tigre Centro, Don Torcuato y Benavídez, la creación del Centro de Aislamiento en Troncos del Talar, un nuevo sistema de telemedicina que optimizó la asistencia y permitió realizar un seguimiento a distancia de casos sospechosos de coronavirus y atender inquietudes de pacientes con patologías leves, enfermedades crónicas, adicciones y líneas de apoyo psicológico.

Además, se efectuaron diversos operativos en barrios y el trabajo en los centros de salud y hospitales locales, que permitieron testear a 34 mil 500 vecinos y vecinas.

Dicho modelo posibilitó que el indicador R0 -que permite calcular el promedio de personas que pueden contagiarse a partir de una infectada- llegara a 1,01 y continúa en descenso. Esto prevé poder avanzar cada vez más frente al virus con aperturas organizadas y con la esencial colaboración de la comunidad en aplicar las tres medidas sanitarias claves, uso correcto del tapabocas, distanciamiento social y lavado frecuente de manos.

Asimismo, Tigre es el primer Municipio del país en contar con test rápidos de antígenos para detectar el coronavirus. Recientemente, se adquirieron los primeros 2 mil test que permiten diagnosticar en solo 15 minutos si el paciente es portador del virus. Esto se suma a los hisopados enviados a laboratorios de la provincia de Buenos Aires y los Neokits del Hospital Materno Infantil.