Los intendentes de Juntos por el Cambio de la provincia de Buenos Aires pedirán al gobierno bonaerense que coparticipe con los municipios todos los fondos extras que recibe de la Nación y plantearán que se revisen algunas obras proyectadas en el presupuesto provincial «para hacerlo más equitativo».

La decisión surgió en una reunión que mantuvieron hoy en La Plata unos 40 jefes comunales de la oposición con el objetivo de analizar la situación económica y social que atraviesan sus municipios.

El intendente de La Plata, Julio Garro, que ofició de vocero del encuentro, explicó que se le pedirá al gobernador Axel Kicillof «que se coparticipen todos los fondos que le ingresan en forma extraordinaria a la provincia y que no sucedió hasta ahora».

«Queremos presentarle una propuesta constructiva que sume y mejore la calidad de vida de los bonaerenses», precisó a la prensa tras el encuentro realizado en el Club San Luis de La Plata.

Puntualizó que además pedirán que se mantenga tal como está el Código Único de Distribución que determina los parámetros para distribuir los fondos en los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires.

Garro detalló que analizaron también las obras proyectadas en el presupuesto que Kicillof envió a la Legislatura provincial «para que sea más equitativo». «No es que los municipios no necesiten obras, pero por ejemplo Quilmes tiene previsto una recepción de 1340 millones de pesos y Lanús 86 millones», detalló.

Garro consignó que en la reunión «solo se abordó abordó el tema presupuestario y cómo se distribuyen los fondos a los municipios» y aclaró que para los temas políticos «no es el momento».

«No es el momento para lo electoral, el tema desdoblamiento de elecciones, PASO y boleta única se charlará el año que viene. Estamos en una situación social delicada y lo electoral no fue el tema de hoy», destacó.

El intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, precisó que «todos coincidimos en la extrema preocupación por el destino de los fondos del presupuesto 2021 y las obras que están proyectadas para el año que viene».

«Uno de los temas que más incertidumbre genera es el Código Único de Distribución, ya que este año hubo una merma en las variables que lo determinan por la situación sanitaria que atravesamos en nuestro país», afirmó.

El proyecto de presupuesto que comenzó a ser analizado en las comisiones de la Legislatura provincial contempla un gasto total de cerca de 1,9 billones de pesos, el pedido de autorización para tomar deuda en el mercado interno y en moneda local por 64 mil 488 millones y una pauta salarial de aumento del 32,4 por ciento.

Durante su exposición ante los legisladores, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense, Agustín Simone, afirmó que el presupuesto para el 2021 «busca solucionar los problemas que tuvo la provincia los últimos años».

Precisó que las partidas previstas sumen 115 mil millones y contempla la realización de 1735 obras en todo el territorio bonaerense.