El jefe comunal de Hurlingham se acercó a San Miguel para recorrer el Centro de Operaciones Municipal y dialogar sobre la agenda vinculada a la seguridad.

El intendente de San Miguel, Jaime Méndez, recibió a su par de Hurlingham, Juan Zabaleta, con el objetivo de compartir experiencias vinculadas a enriquecer y mejorar las políticas de seguridad en ambos municipios.

El encuentro tuvo lugar en la Municipalidad de San Miguel, donde recorrieron el Centro de Operaciones Municipal que supervisa las cámaras de seguridad y los distintos dispositivos de prevención con que cuenta la comuna. Estos dos municipios comparten límites y atraviesan desafíos similares en la materia, por lo cual acordaron seguir articulando acciones en los lugares donde se unen sus distritos.

«Con Jaime Méndez trabajamos juntos y compartimos los mismos problemas. Entendemos que la política de seguridad, la lucha contra la inseguridad es de todos, no tiene límites y no mira veredas ni calles. Estamos compartiendo experiencias como ‘Ojos en alerta’, que es un programa que tiene el Municipio de San Miguel; “Seguridad online”, con los grupos de Whatsapp que tenemos en Hurlingham, que tienen el mismo sentido; el trabajo con cámaras lectoras de patentes; y hemos recibido fondos por parte del gobierno nacional y provincial para invertir en seguridad. Vamos a empezar a tener una mirada más regional y en conjunto, porque los vecinos tienen el mismo reclamo, que es luchar contra la inseguridad», señaló Zabaleta.

En tanto, Méndez remarcó: «Estamos muy agradecidos de la visita de Juan, compartimos preocupaciones y responsabilidades, y el hecho de intercambiar experiencias nos ayuda a hacer mejor nuestro trabajo, sobre todo en temas como la pandemia, donde estuvimos reunidos muchas veces para encarar en común distintas cuestiones, y en temas como la seguridad, que es una preocupación permanente. Vimos sistemas que están usando en Hurlingham que son muy efectivos, nosotros mostramos algunas experiencias nuestras y los equipos van a seguir trabajando para que nuestros vecinos puedan vivir un poco más tranquilos».