La empresa low cost Flaybondi, luego de una inactividad de 9 meses, retomó ayer sus vuelos pero desde el aeropuerto de Ezeiza, ya que El Palomar, en el partido de Morón, no fue autorizado para operar en pandemia.

En su primer día de operación la empresa aérea unirá Buenos Aires con Puerto Iguazú, San Carlos de Bariloche y Tucumán.

El futuro del aeropuerto de El Palomar es una verdadera incógnita. El Gobierno quiere cerrarlo, pero allí trabajan mil personas. Algunas pudieron ser reubicadas en Ezeiza, pero es un número menor.

Días atrás la Justicia había rechazado, por improcedente, un pedido de la compañía aérea low cost Flybondi para que se imponga de una medida cautelar que le permita ser parte del expediente por el cual se tramita la posibilidad de que el aeropuerto de El Palomar deje de formar parte del Sistema Nacional de Aeropuertos.

Actualmente, y por decisión del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos, la única estación aérea habilitada para operar vuelos en el marco de las restricciones que impone la pandemia de coronavirus es el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Flybondi había recurrido a la justicia contra la Administración Nacional de Aviación Civil y el organismo antes mencionado por entender que no habían cumplido con la medida cautelar dictada el 4 de agosto pasado al impedir que la compañía aérea pudiera ser parte del expediente vinculado al posible cierre de El Palomar.

El fallo del 4 de agosto ratificó al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos como la autoridad competente para decidir el futuro de El Palomar, por lo que se procedió a archivar la denuncia de la low cost y a habilitar al gobierno nacional a disponer de El Palomar.

“Toda vez que lo peticionado en los escritos a despacho excede el marco de las presentes actuaciones, corresponde proceder a su rechazo, por improcedente”, indicó el Juzgado Contencioso Administrativo Federal 7 en su resolución 9890/2020, informaron fuentes judiciales.

Allí se explicó que el tribunal “se limitó a ordenar al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos que otorgue la vista solicitada” y por lo tanto instó a Flybondi a recurrir “por la vía procesal correspondiente”, ya que “admitir lo contrario, conduciría a desnaturalizar el sistema de adjudicación y radicación de las causas por sorteo”, añadieron los portavoces.

Tras ello declaró “la caducidad de pleno derecho” de las actuaciones, por lo que la decisión sobre El Palomar sigue estando en manos del gobierno nacional, que ya dispuso a través de la Administración Nacional de Aviación Civil y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos que, tanto Flybondi como JetSmart, deben operar por el momento en Ezeiza.

Ezeiza es actualmente la única terminal aérea habilitada en el Área Metropolitana de Buenos Aires en la que, según el organismo competente, se puede aplicar el distanciamiento social, y por lo tanto, que está operativa durante la pandemia. Allí operan todas las aerolíneas que están en funcionamiento, ya que el Aeroparque Jorge Newbery estará en obras al menos hasta enero del año próximo.

Los vuelos de Flybondi para diciembre

Durante diciembre, la aerolínea volará a 12 destinos nacionales desde y hacia el aeropuerto de Ezeiza. Los destinos Neuquén, Santiago del Estero y Trelew tendrán un vuelo semanal; mientras que Córdoba, Corrientes, Jujuy, Mendoza; Posadas, Puerto Iguazú, Salta y Tucumán tendrán dos frecuencias semanales; y San Carlos de Bariloche cinco vuelos semanales.