El intendente de Tres de Febrero se manifestó una vez más en contra del cierre de la terminal luego de que se quedara sin vuelos comerciales.

El traslado de los vuelos de las aerolíneas Flybondi y JetSmart a Ezeiza, a pesar de los esfuerzos por mantener sus operaciones en el aeropuerto de El Palomar, dejó a la terminal sin vuelos comerciales y a los municipios que lo rodean sin la posibilidad continuar desarrollándose económicamente.

Frente a esto, Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, volvió a expresarse a favor de su continuidad. “Tomar medidas que atenten contra el trabajo, la conectividad, la movilidad social y el federalismo no es el camino para salir de la crisis actual”, aseguró.

Desde que la terminal inició sus operaciones, y gracias a las ventajas con las que cuenta, como la cercanía con el transporte público y el bajo costo de las operaciones aeroportuarias para las compañías, muchos argentinos pudieron acceder a un ticket aéreo y viajar por primera vez.

“El Palomar es nuestro aeropuerto popular, ubicado en el oeste densamente poblado, al cual se puede llegar en tren, colectivo o en un remis de cercanía y que, además, genera trabajo y oportunidades en muchas ciudades del país como Salta, Bariloche, Iguazú o Corrientes”, detalló el jefe comunal. Y agregó: “Cerrando esta fuente de empleo sólo se logra continuar perjudicando a las familias argentinas”.

El Palomar es una de las terminales más importantes del país y es la fuente de trabajo de más de 1100 personas de forma directa. “En este momento tan delicado del país necesitamos unión y coherencia para planificar acciones positivas que le permitan a los argentinos tener un mejor futuro”, cerró el intendente.

En octubre, Diego Valenzuela participó junto a los intendentes Juan Zabaleta, de Hurlingham; Lucas Ghi, de Morón; y Alberto Descalzo, de Ituzaingó, de una reunión con Mario Meoni, ministro de Transporte, quien había confirmado la continuidad del aeropuerto El Palomar.