En el marco del 140 aniversario de la creación de la Policía de la Provincia, el intendente Ariel Sujarchuk encabezó un emotivo acto en el Polo de Seguridad de Ingeniero Maschwitz, donde se distinguió a 100 integrantes de la fuerza que se destacaron por su actuación durante el año en las diferentes tareas que desarrollan en el distrito.

«Quiero saludar a toda la Policía de la provincia de Buenos Aires, pero principalmente a todos aquellos que trabajan en el partido de Escobar, porque puedo dar fe de lo bien que lo hacen. Si todos ellos ponen en riesgo su vida por el hecho natural de cumplir con su deber, honrando el uniforme, este año lo hicieron doblemente producto de la pandemia, porque no hay distanciamiento social a la hora de combatir la delincuencia. Y también quiero resaltar la calidad humana que han demostrado, por eso mi agradecimiento en nombre de todos los vecinos y vecinas del partido de Escobar. Tenemos hombres y mujeres responsables, comprometidos con la tarea fundamental que desarrollan, con verdadera vocación de servicio y el valor necesario para defender a la gente de bien, que somos la amplia mayoría de los escobarenses», expresó Sujarchuk, acompañado por la secretaria de Seguridad y Prevención Comunitaria, Graciela Cunial, y autoridades policiales del distrito.

En el encuentro, realizado bajo estrictos protocolos sanitarios, se recordó a los caídos en el cumplimiento del deber, y se entregaron diplomas en reconocimiento por el compromiso por la comunidad al jefe de la Policía Departamental, comisario inspector Rubén Marcell; al jefe del Grupo de Prevención Motorizada, comisario inspector Wilfredo Dalence; y al jefe de la subcomisaría de Matheu, subcomisario Matías Peñalva.

Entre el centenar de integrantes de la fuerza policial que recibieron distinciones al mérito, se destacaron los otorgados por su labor humanitaria al teniente Adrián Sosa y a los oficiales Ramona Cardoza, Johana Páez y José Merlo, quienes hicieron posible el nacimiento de dos bebés, al asistir a sus madres en situaciones de emergencia donde, por lo avanzando del proceso del parto, no tenían posibilidades de ser trasladadas a un centro de salud. El momento más emotivo se produjo cuando los policías se reencontraron con las madres y los niños.

«Nuestro municipio invierte muchísimo en seguridad. Lo hacemos con creatividad, utilizando todos nuestros recursos, adquiriendo las mejores herramientas que nos ofrece la tecnología como los botones antipánico, las más modernas cámaras de seguridad y el exitoso programa Ojos y Oídos en Alerta. En estos días están en proceso de blindaje 35 nuevos patrulleros para la Policía Bonaerense y otros 15 que se incorporan para Prevención Comunitaria. Y cuando las cosas no salen bien, tenemos también la humildad de reconocerlo, sentarnos a una mesa con las máximas autoridades y buscar soluciones. Eso hay que destacarlo y sostenerlo, porque sin dudas es el camino para llevarle a los vecinos la tranquilidad que merecen», finalizó el intendente de Escobar.