Lo dijeron Gollan y Kreplak en declaraciones radiofónicas. Señalan que hace 8 días empezó a revertirse la tendencia a la baja. Coinciden en que en algunos sectores «la sensación de que ya todo pasó es preocupante». Si se disparan los casos habrá retroceso de fase.

El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, advirtió hoy que observa con preocupación un cambio de tendencia: «La cantidad de casos en los últimos ocho días empezaron a aumentar, eso nos preocupa». Dijo que es evidente que este incremento se debe al relajamiento de las medidas de prevención y a la falsa sensación de que la pandemia pasó. Por eso, pidió especial sensibilidad a los y las bonaerenses de cara a las fiestas y a las vacaciones de verano, para evitar brotes y contagios a personas mayores o con otros factores riesgo.

«En el Área Metropolitana habíamos llegado a tener un 15 por ciento de lo que teníamos hace 15 semanas atrás, pero en los últimos días empezamos a ver alertas: Más llamadas al 148 y más cantidad de gente catalogada como sospechosa de coronavirus», dijo Gollan en diálogo con Radio Late.

En el mismo sentido se pronunció su viceministro, Nicolás Kreplak, quien en declaraciones a AM 750, dijo «creo que, efectivamente, mucha gente se relajó en relación a las medidas de prevención, entonces dejó de mejorar la situación y hay indicios de que podría empezar a empeorar en un contexto sudamericano muy serio». Advirtió que es muy preocupante que haya un nuevo pico y dijo que contribuye al aumento que «ciertos medios y dirigentes hablan de la pospandemia, esta sensación de que ya todo pasó es preocupante porque no sólo se produce en marchas o salidas masivas, sino también en encuentros con amigos, mateadas, asados sin distanciamiento, ni barbijo».

Posible retroceso

En diálogo con Víctor Hugo Morales, el viceministro Kreplak confirmó que «podría haber un rebrote», y explicó que «lo que estamos haciendo ahora, con todo el aprendizaje y desarrollo que tuvo el ministerio de Salud, es poder observar la epidemia un poquito antes de que suceda, tenemos indicadores indirectos para tomar las decisiones a tiempo». En ese sentido, explicó que si se advierte una suba alarmante «tenemos que restringir actividades». De hecho ayer, en la provincia de Buenos Aires, 3 distritos retrocedieron de Fase 4 a Fase 3. «Queremos evitar que esto suceda masivamente, sobre todo en el Área Metropolitana», remarcó.

Gollan dijo que la actual situación aún no se expresó en una mayor ocupación de camas de terapia intensiva pero podría ocurrir en los próximos días: «Al 10 de septiembre teníamos 1257 pacientes internados por coronavirus en el Área Metropolitana, y ahora tenemos 440 y pico, pero estamos alertados y alarmados por el aumento de casos, lo que me lleva a pedirle a la sociedad, ya que se ha avanzado mucho en las actividades que se pueden realizar, que si esto no se hace cumpliendo protocolos y recomendaciones puede ser muy peligroso».

El ministro observó que «uno nota el relajamiento en la calle, la gente sin barbijo o que lo tiene en el mentón o debajo de la nariz, que es lo mismo que no tenerlo, no registran el riesgo, por eso estamos reforzando las campañas de difusión, no obstante, en cualquier ciudad de la Provincia de Buenos Aires si es necesario vamos a retroceder de fase».

Cuidarse en las fiestas

El titular de la cartera sanitaria bonaerense dijo también que «si bien tenemos la expectativa de la vacuna, es muy importante que no crezca la cantidad de casos en las vacaciones o en las fiestas, para que algo tan lindo no se transforme en algo triste, en casos graves en las familias».

En cuanto a las recomendaciones para Navidad y Año Nuevo, Gollan dijo que «en la Provincia estamos pidiendo que no se reúnan más de 10 o 12 personas, lavarse las manos, no usar los mismos vasos ni cubiertos y, 10 días antes, es decir a partir de ayer, quienes van a pasarlo con personas que son mayores de 60 años o que tienen comorbilidades restrinjan sus salidas».