Desde el ATE Zona Norte y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López y rechazaron el bono de tres mil pesos que ayer anunció el gobierno municipal para los trabajadores. Los gremios habían pedido 14 mil pesos y consideran el anuncio como “despectivo”, por ser una suma “insignificante”.

En un comunicado conjunto evaluaron a la suma ofrecida como “una ofensa” y “una burla”, y hablaron de “falta de reconocimiento” al personal municipal en un año por demás complejo.

Ambos gremios dijeron que la medida es “arbitraria e inconsulta”, y se declararon en estado de alerta y movilización, además de pedir una reunión urgente con las autoridades municipales “para rever una medida que fue rechazada” por los trabajadores.

Por otro lado, tanto ATE Zona Norte como el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López advirtieron sobre la posibilidad de un conflicto gremial, y recalcaron que la decisión del Ejecutivo es “indignante”, ante un presupuesto municipal de 16 mil millones.