El jefe comunal participó de la segunda jornada de vacunación en el hospital de General Pacheco, que recibió 450 unidades del inmunizador. En esta primera etapa serán aplicadas a personal esencial de los hospitales y centros de salud del distrito.

En el hospital de General Pacheco, el intendente de Tigre, Julio Zamora, se aplicó la vacuna Sputnik V contra el COVID-19. «Es un día histórico para Tigre y para toda la comunidad argentina. Vamos a ver esta nueva etapa que viene en el país y en el mundo de una manera mucho más segura», expresó el jefe comunal.

«Esta es una vacuna segura y eficaz. La población debe entender que vacunarse es prevenir esta pandemia que nos ha provocado tantos problemas a los argentinos en materia económica y sanitaria. Hay un rigor científico detrás, que hace que tengamos la seguridad de que las autoridades de Salud Pública de la Nación nos están indicando el camino correcto», sostuvo Zamora, acompañado por la directora ejecutiva del Hospital Materno Infantil, Alejandra Fontao, quien también recibió una dosis del inmunizador.

En esta primera entrega, el hospital de General Pacheco recibió un total de 450 dosis del gobierno provincial, que serán aplicadas a personal esencial de los hospitales y centros de salud públicos y privados del distrito. A mediados de enero se realizará una nueva entrega, que será destinada a pacientes de riesgo y mayores de 60 años. Se prevé que en el largo plazo, la vacuna tenga alcance a toda la población.

Respecto del acontecimiento, el director ejecutivo del nosocomio, Diego Morera, señaló: «Fue todo un hito para nosotros tener acceso a tan importante medicación. Todo el equipo preparó una logística importante para poder cumplir con el recorrido y garantizar la vacunación, el seguimiento y el control. Es un orgullo ser parte de los 20 países en el mundo que tienen acceso a esta vacuna, que es tan importante para evitar que esta segunda ola colme y desborde nuestras terapias».

Por su parte, Patricia Galardo, directora asociada de la institución, aclaró los requisitos que deben cumplir los pacientes al momento de recibir la vacuna: «No deben estar bajo tratamientos que involucren bajas de defensas importantes; o estar cursando la enfermedad, ni haber tenido un contacto estrecho con un caso positivo de coronavirus. Como toda vacuna, luego de su aplicación, el paciente puede presentar reacción local en el sitio de aplicación, fiebre baja, malestar gastrointestinal, o alguna reacción alérgica. Es por ello que tras ser vacunados permanecerán en observación durante 30 minutos».

El primer cargamento con 300 mil dosis de la vacuna llegó a Argentina procedente de Moscú el 24 de diciembre. Las personas que reciban la primera dosis, requerirán una segunda aplicación pasados 21 días.