El jefe comunal supervisó el avance de obra del Jardín de Infantes 902, como parte del Programa de Ayuda a Escuelas Provinciales, que este año incluye 7 escuelas con una inversión de 400 millones. “Hace años que el Municipio tiene el compromiso de invertir en la educación pública para que nuestros chicos y maestros tengan lugares dignos para estudiar. El único camino es invertir recursos y entre todos los vecinos lo estamos haciendo para en unos años decir que todas las escuelas de San Fernando son nuestro orgullo”, dijo el mandatario.

El Municipio de San Fernando sostiene un Programa de Ayuda a Escuelas Provinciales que destina una gran inversión en asistencia a establecimientos educativos bonaerenses con importantes necesidades edilicias. De cara al ciclo lectivo 2021, la Comuna invierte más de 400 millones de pesos para llevar adelante la renovación total en los Jardín de Infantes 902, 930, 931 y 933; la Escuela Primaria 36; y las Secundarias 1 y 11.

En esta ocasión, el intendente Juan Andreotti, junto a la secretaria de Desarrollo Social, Educación y Medio Ambiente, Eva Andreotti, supervisó el avance de obra del Jardín de Infantes 902, ubicado en el barrio San Jorge. También participaron de la recorrida la Directora General de Obras Municipales, Isabel Dumas y consejeros escolares.

“Estamos haciendo a nuevo el Jardín de Infantes 902, ya hace unos meses se demolieron las viejas instalaciones porque no estaban en condiciones y hoy estamos con la obra avanzada. Este es el jardín más grande que tenemos en el distrito, es de doble escolaridad y está ubicado en el barrio San Jorge”, expresó el jefe comunal.

En ese sentido, recordó: “Hace años que el Municipio tiene el compromiso de invertir en la educación pública para que nuestros chicos y maestros tengan lugares dignos para estudiar. El único camino es invertir recursos y entre todos los vecinos lo estamos haciendo para en unos años decir que todas las escuelas de San Fernando son nuestro orgullo”.

La directora general de Obras Municipales, Isabel Dumas, dio los detalles técnicos de la obra: “La propuesta de hacer un jardín de infantes nuevo surgió porque el edificio existente tenía demasiadas deficiencias y no había sido pensado para tal uso. Entonces la decisión del Intendente fue la de invertir en un jardín nuevo, teniendo en cuenta que este es uno de los pocos en la Provincia que tiene doble escolaridad, por lo que le pareció importantísimo tener un establecimiento con todas las comodidades”.

El nuevo jardín contará con un patio y espacios verdes en 700 metros cuadrados cubiertos y 300 metros cuadrados descubiertos. Tendrá 6 aulas, sanitarios, Salón de Usos Múltiples, un comedor con equipamiento de cocina completo, calefacción central, luces de bajo consumo y una plaza de acceso que lo vinculará con el resto del barrio.