Jorge Macri lo acordó con el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Victorio Pirillo.

Los gremios de trabajadores municipales y la intendencia de Vicente López acordaron los montos para ayuda escolar 2021. Todos los años al inicio del ciclo lectivo se reconocen los gastos familiares en útiles y elementos escolares. Este año serán entre 6 mil y 8750 pesos, por hijo. Para acceder al beneficio es requisito haber presentado con antelación la constancia de regularidad escolar de hijos e hijas. La inversión total municipal, según cálculos oficiales, alcanza los 20 millones de pesos.

Luego de mediados de mes, los trabajadores y trabajadoras del Municipio de Vicente López comenzarán a cobrar la ayuda escolar 2021, por el inicio del ciclo lectivo. El Sindicato de Trabajadores Municipales y la Intendencia acordaron los montos por bonificación por ayuda escolar.

Según la información oficial, este año la ayuda para escolares en nivel inicial será de 6 mil pesos; para primaria 7875 pesos; para secundarios 8750 pesos; y el mismo valor será cuando se trate de hijos e hijas que son personas con discapacidad. La información sobre los montos se difundió con los protocolos del inicio seguro a clases presenciales.

El intendente destacó que se trata del “séptimo año consecutivo en que sostenemos una ayuda escolar de esta naturaleza y nos ha dado muy buen resultado, porque no es casual que Vicente López tenga los mejores niveles de terminalidad escolar, y que sea el mejor municipio en la evaluación Aprender”. Y añadió: “Estoy muy contento de poder acompañar a los trabajadores municipales, papás y mamás, a la hora de que puedan llevar a sus chicos con orgullo a la escuela”.

Para acceder al beneficio, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales informaron que es requisito haber presentado con antelación la constancia de regularidad escolar de hijos e hijas y la solicitud. La ayuda nació como un beneficio por familia pero en 2019 el gremio, que conduce Victorio Pirillo, con lógica solicitó y acordó que sea por cada hijo e hija.

El beneficio, asimismo, alcanza a los trabajadores y trabajadoras que cobran asignaciones familiares. El subsidio por escolaridad se paga una vez al año, y siempre, al inicio de clases, que es cuando las familias hacen el gran gasto escolar, con muchos útiles, guardapolvos y ropa que tal vez se use todo el año.

La ayuda escolar es un monto diferenciado del salario que pagan la mayoría de las comunas, pero a veces por familia u otra variable y no la cantidad de hijos e hijas escolares. “El sindicato lo pidió -explicó Pirillo- pues dignifica a las y los trabajadores, y ayuda a la canasta familiar con los típicos aumentos al inicio de clases”.