Luego de intensas investigaciones realizadas por el personal policial del Destacamento de Monterrey, en conjunto con la Guardia Urbana de Pilar y las fuerzas de seguridad del distrito, se encontró a Esmeralda Núñez, la joven desaparecida en Derqui, quien era fuertemente buscada desde el pasado 5 de marzo.

La adolescente de 14 años había desaparecido de su casa por sus propios medios dejando una carta dirigida a su familia y fue hallada ayer en un kiosco ubicado en las calles 9 de Julio y Honduras, en la localidad de Manzone. Al momento de encontrase con las fuerzas de seguridad se encontraba sola, había cambiado su apariencia y de buen semblante.

Con intervención de personal femenino de la Guardia Urbana de Pilar fue trasladada a un centro de médico donde fue revisada y se constató que se encuentra en buen estado de salud. Luego, en la comisaría, se encontró con sus familiares.

Los investigadores que realizaron la búsqueda afirmaron que aparentemente durante éstos 11 días se había estado escondiendo en una casa que se encuentra en 9 de Julio y Los Fresnos, de esa localidad.

El caso quedó en manos de la Fiscalía de Trata de Personas de San Isidro, a cargo de Gonzalo Acosta, y la Dirección de la Niñez de la Municipalidad de Pilar.

Del operativo para encontrar a la joven pilarense participaron el personal de Caballería, efectivos de la Policía Científica, Comando de Patrullas de Pilar, Estación de Policía, el Destacamento de Monterrey y Guardia Urbana de Pilar.