Repudio enérgicamente el acto de violencia política y de género sufrido por la subsecretaria de Cultura del Municipio de Tigre, Marilina Silva, y otros trabajadores y funcionarios municipales que la acompañaban, por parte de Alejandro Ramón Lazo, un inadaptado que ensucia la actividad política y la vocación pública que abrazamos con gran dedicación.

El hecho tuvo lugar el día de ayer, 21 de marzo, cuando equipos del Municipio se encontraban realizando funciones culturales en la plaza Sarmiento de Troncos del Talar. Fue en ese entonces cuando Lazo increpó y amenazó de muerte a Marilina. Esta acción fue perpetrada luego de numerosos llamados telefónicos violentos, además de posteos agresivos en redes sociales (los cuales ya han sido borrados) que agravan aún más lo sucedido.

Estas acciones deben terminar por el bien del sistema democrático y ser claramente objetadas por sus dirigentes políticos. Es en el debate franco donde deben resolverse las diferencias entre todos y todas.