En el marco de una visita a la firma «Play Time», de Valentín Alsina, que se dedica a fabricar juegos infantiles, el jefe comunal supervisó los protocolos sanitarios aplicados en la industria y abogó por cuidar la actividad económica y evitar un cese de la actividad. “Los empresarios y comerciantes saben cómo cuidarse y cuidar a sus trabajadores», sostuvo.

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, recorrió las instalaciones de la firma «Play Time», ubicada en Valentín Alsina, para controlar el buen cumplimiento de los protocolos sanitarios en plena segunda ola y ante las especulaciones de restricciones para la industria.

El jefe comunal junto al secretario de Economía y Finanzas del Municipio, Damián Schiavone, y los representantes de la empresa, dialogaron sobre el trabajo que realizan los 40 empleados de la pyme y sobre las medidas tomadas en el marco de la situación del coronavirus en Lanús.

Durante la recorrida, Grindetti expresó: «Si todos aplicamos el sentido común y nos cuidamos, estoy convencido que vamos a poder cumplir el objetivo de que la producción no cierre pese al momento de la pandemia». «Estoy constantemente pidiéndole a los vecino que nos sigamos cuidando mucho del virus, porque es la única manera en la que además de cuidar la salud, vamos a cuidar el trabajo», continuó.

«Play Time» no solo funciona desde 2016 en el distrito dedicándose a la fabricación de juegos infantiles inclusivos, gimnasios públicos, bancos de carga solar y equipamiento infantil para colegios, sino que además colaboró con el Municipio en la puesta en valor de plazas y parques del distrito, como por ejemplo en las tareas realizadas en el Velódromo, el Parque Udabe y en el Boulevard de Remedios de Escalada.

Además de los trabajos realizados por los empleados de la planta para abastecer a instituciones y espacios públicos a nivel nacional, “Play Time” equipa plazas y gimnasios en el Mercosur y en América Latina.