Inspectores del partido bonaerense de Morón clausuraron hoy el local bailable Pinar de Rocha tras la viralización de imágenes de un recital del cantante de cumbia Pablo Lescano en donde se podía observar que no se cumplían los protocolos sanitarios vigentes por coronavirus en la provincia de Buenos Aires. Horas más tarde, el intendente del distrito, Lucas Ghi, suspendió preventivamente y por 30 días al local bailable.

Cerca de las 11:30, personal identificado con chalecos de la Inspección General del Municipio de Morón se presentaron en el tradicional local bailable ubicado en Rivadavia al 14751 para proceder con la clausura del mismo, según las imágenes que mostró la señal TN.

Ante la presencia de personal de seguridad dentro del predio, los inspectores informaron que debían retirarse ya que el edificio debía quedar vacío antes de la colocación de las fajas de clausura en las puertas de acceso.

Desde noviembre, cuando el boliche volvió a abrir sus puertas tras las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, todos los lunes se lleva a cabo un evento denominado «LunesPark» que, según se anuncia en la cuenta oficial de Instagram, es una actividad con «bar al aire libre» y «sujeto al protocolo de la provincia de Buenos Aires».

Además de la musicalización de distintos invitados, esta fiesta cuenta con un show musical anunciado para la medianoche y ayer el artista convocante fue Pablo Lescano y su grupo Damas Gratis.

La difusión en redes sociales de imágenes de este show, en donde se podía ver una multitud agolpándose junto al escenario, sin barbijo ni distancia social, encendieron la polémica ante un incesante crecimiento en la cantidad de casos de coronavirus en el país.

La semana pasada el gobierno bonaerense había anunciado nuevas medidas para tratar de mitigar el contagio de coronavirus que se registra en su distrito y decretó que las reuniones sociales recreativas no podían superar las 10 personas, así como también prohibir las actividades no esenciales entre las 2 y las 6 de la mañana.

Horas después de la clausura, el intendente de Morón, Lucas Ghi, firmó un decreto que dispone «la suspensión preventiva por 30 días de la habilitación de la firma Vaprisana, a raíz del incumplimiento de la normativa vigente en el local denominado «Pinar de Rocha», en la localidad de Villa Sarmiento», informó un comunicado del municipio.

«Así como la mayoría de las y los empresarios de Morón se ajustan a las normas y los protocolos que exige la pandemia, aún acotando su margen de rentabilidad e incluso perdiendo ingresos, hay otros que hacen un culto de la picardía, el engaño y la vulneración de los límites», expresó el mandatario.

Y remarcó que «a los primeros tenemos la decisión de acompañarlos, de ayudarlos a transitar esta nueva ola de la crisis sanitaria que es y será difícil para todos, pero así como buscamos asistir con recursos y políticas públicas a quienes se esfuerzan, estamos trabajando en una salida definitiva para el problema que nos generan quienes se ensañan en no cumplir las normas y poner en riesgo la salud de las vecinas y vecinos de Morón».