El Municipio de Vicente López puso en marcha el Plan de Poda, que incluye podas correctivas, formativas y de despeje de luminarias.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, estuvo esta mañana junto a vecinos de Munro que solicitaron la poda domiciliaria y dialogaron acerca de la importancia de que el Municipio esté atento a sus necesidades.

«Cuando llegamos al gobierno, el Plan de Poda era una gran demanda y este año va a cumplir 100 mil ejemplares podados, así que, estamos muy contentos de seguir trabajando con las demandas de los vecinos», indicó el jefe comunal.

El 1 de enero se inició el plazo para que los vecinos puedan anotarse en el nuevo Plan de Poda y hasta el momento se recibieron más de 4 mil solicitudes.

Desde el 2013 Vicente López realizó más de 94 mil podas a pedido de los vecinos y también gracias al trabajo coordinado junto a las delegaciones.

«Es muy importante tener arbolado urbano, por eso contamos con el Plan de Poda, que permite que los vecinos estén seguros ante una tormenta y la posibilidad de que se caigan ramas. Además, el despeje de luminarias, que es fundamental para brindar tranquilidad y seguridad cuando cae el sol», concluyó Jorge Macri.

La Dirección de Arbolado Urbano, previa verificación de la necesidad de poda del ejemplar, procede a realizarla durante el año de la solicitud y de acuerdo al cronograma establecido para cada zona.

Asimismo, a pesar de la pandemia, en 2020 hubo un cumplimiento del 100% de todos los pedidos realizados.

Ante cualquier dificultad los vecinos pueden comunicarse con el 147 o las delegaciones municipales para recibir asesoramiento.

Acompañó al intendente en su recorrida, el subsecretario de Servicios Públicos, Andrés Petrillo.