La ayuda económica entregada fue de 7 millones 305 mil pesos, destinada a 12 instituciones de la ciudad entre clubes, centros de jubilados y los Bomberos Voluntarios de Villa Domínico-Wilde.

El intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff, y la jefa de Gabinete, Magdalena Sierra, continúan con la entrega de subsidios a diferentes instituciones barriales de la ciudad para que puedan seguir llevando a cabo obras de infraestructura en sus instalaciones.

Cumpliendo con los protocolos sanitarios vigentes, el jefe comunal en primer lugar visitó el Club San Baltazar en Wilde y luego el Centro de Jubilados «El Tejo» de Villa Domínico, en los que recalcó la importancia de lograr que a través de estas ayudas económicas, las instituciones puedan continuar realizando sus obras.

«Tenemos un Estado presente, que acompaña el crecimiento de cada institución, porque cuando ustedes crecen la ciudad también» afirmó Chornobroff.

Por su parte, Sierra agradeció por el trabajo en conjunto de las instituciones y el Estado municipal. «Queremos una Avellaneda más viva que nunca, somos una comunidad organizada» concluyó.

Las instituciones que recibieron los subsidios son los clubes San Baltazar, Jorge Newbery, Juan Cruz Varela, Unión de Domínico, Reconquista de Suipacha, Pichocho, Buenos Aires, Club El Trébol y Esperanza; los centros de jubilados Rincón de Fátima y El Tejo; y los Bomberos Voluntarios Villa Domínico.

En la entrega también participó el subsecretario de institucionales, Ariel Lerici; y la subsecretaria de la Tercera Edad, María Pía Genovese.