Fue inmunizada como “personal de salud”, pero en su currículum no figuran antecedentes que la vinculen a ese sector.

El plan de vacunación que lleva adelante el gobierno de Axel Kicollof en la provincia de Buenos Aires sumó un nuevo escándalo. Ocurre que la modelo Antonella Belén Delmonte, tiene 24 años y recibió la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V. No tiene comorbilidades, ni presta servicios esenciales.

Según publicó Infobae, Delmonte tiene domicilio legal en Merlo y recibió la vacuna el pasado 9 de abril en el Hospital Héroes de Malvinas. Figura como «personal de salud», aunque no cumple ninguna función en la sanidad, ni pública ni privada.

El medio detalla que su último trabajo en relación de dependencia fue en una casa de venta de ropa hasta 2019, y hoy no figura como empleada, ni en lo comercial, ni en ningún Estado, ni municipal, ni provincial, ni nacional.

Mientras hablan de una supuesta falsificación de la declaración jurada para obtener la vacuna, Infobae agrega que la joven es hija de Paula Daniela Palavecino, empleada del Municipio de Merlo.

Este no es el primer caso de chicas jóvenes que reciben la vacuna en circunstancias irregulares. En marzo pasado, Stefanía Desirée Purita Díaz, de 18 años, que trabajaba en la Municipalidad de Avellaneda, fue despedida luego de que se hiciera público que había recibido la primera dosis de la vacuna Sinopharm.

Además, según consignó Infobae, este no sería el primer caso en el que detectan que una persona declara datos falsos para poder saltear su turno en la lista de espera.